De las mujeres a las que leeré en octubre

Esta es una entrada improvisada y escrita un poco con prisas porque 1) no tengo tiempo entre maratón y trabajo, y 2) acaba de surgir una conversación en Twitter muy interesante. Nos hemos puesto a contar las lecturas que llevamos este año y nos hemos dado cuenta de que el porcentaje de hombres es bastante más elevado que el de mujeres. Y eso vamos a solucionarlo en octubre.

La conversación está ocurriendo mientras escribo estas palabras. Isa-Janis, Readings in the North, Bosque de Marbaden, Doña Sierpe, Omaira… Buscadlas en Twitter, leed sus blogs y reclamadles las listas de las mujeres que leerán durante el mes de octubre.

Sí: octubre es el mes de la mujer por estos lares. Solo leeremos libros escritos por mujeres. Leeremos todo lo que podamos para hacer que nuestros respectivos porcentajes lectores sean más igualados.

Y cómo no, se puede apuntar quien quiera, en octubre o en el mes que desee, y comentarlo con el hashtag #LeoAutorasOct.

leoautorasoct

Lo que sigue es la lista de escritoras que tengo en la pila. No pretendo leerme todas estas obras, solo son una muestra por si alguien quiere ideas.

♦ Reinas malditas, de Cristina Morató.
♦ 84, Charing Cross Road, de Helene Hanff.
♦ Sombra y hueso, de Leigh Bardugo.

♦ Una mujer en la guerra de España, de Carlota O’Neil.
 El libro de las fantasías eróticas, de Gloria T. Dauden.
♦ La inquilina de Wildfell Hall, de Anne Brontë (reseña aquí).
 El año de Gracia, de Cristina Fernández Cubas.
♦ Alias Grace, El asesino ciego y Oryx y Crake, de Margaret Atwood.
♦ Reina de trovadores, de Tanja Kinkel.
♦ The Long Way to a Small Angry Planet, de Becky Chambers.
♦ El jinete de dragón, de Cornelia Funke.
♦ Los cien mil reinos, de N.K. Jemisin.
♦ El mago de papel, de Charlie N. Holmberg.
 Magia para lectores, de Kelly Link.
 A natural History of Dragons, de Marie Brennan.
♦ Jonathan Strange and Mr Norrell, de Susanna Clarke.
♦ El descubrimiento de las brujas, de Deborah Harkness.
♦ Planeta de exilio, de Ursula K Le Guin.
♦ La abadía de Northanger, Sentido y sensibilidad Emma, de Jane Austen.
♦ Paladín, de C.J. Cherryh.
 Una habitación propia, de Virginia Woolf.
♦ Cranford, de Elizabeth Gaskell.
♦ Detrás de la máscara, de Louisa May Alcott.
♦ Mujeres y maravillas, de diversas autoras.
♦ Las Tierras Blancas, de Ana González Duque.
♦ El vivo,  de Anna Starobinets.
♦ Brokeback Mountain, de Annie Proulx (leído en el #maratónbreve, reseña aquí).
♦ Neimhain, de Aranzazu Serrano.
La niña que recorrió Tierra Fantástica en un barco hecho por ella misma, de Catherynne M. Valente.
♦ El castillo ambulante, de Diana Wynne Jones (reseña aquí).
♦ Hijos del clan rojo, de Elia Barceló.
♦ Estación Once, de Emily St. John Mandel.
St. Lucy’s Home for Girls Raised by Wolves, Karen Russell.
♦ City of Darkness, de Marge Piercy.
♦ Amanecer, de Octavia Butler. (reseña aquí).
♦ Seraphina, de Rachel Hartman.
♦ Las naves de la magia The Golden Fool, de Robin Hobb.
♦ Dictadoras, de Rosa Montero.
♦ La maldición de Hill House, de Shirley Jackson.
♦ Hijos del dios tuerto, de Virginia Pérez de la Puente.
♦ Teoría King Kong, de Virginie Despentes.
♦ La orden de Santa Ceclina, de Susana Vallejo (reseña aquí).
♦  Pioneros, de Willa Cather.
♦  Entre extraños, de Jo Walton.
♦ Cumbres borrascosas, de Emily Brontë.

En naranja tenéis los libros que es más probable que me lea… Aunque la cosa puede cambiar. En verde tenéis los libros que ya me he leído. Y como veo que no me va a dar tiempo a leer todo lo que quiero en solo un mes, empezaré antes.

Además, como bien apuntaba Mangrii en su entrada, no solo se trata de leer, sino de difundir y mantener. Así pues, haré reseñas de todo lo que lea durante el #LeoAutorasOct y, a partir de octubre, intentaré alternar lecturas de autores con lecturas de autoras, para adquirir la costumbre de leer tantos a unas como a otros por igual y que esto quede también reflejado en el blog. Para el 2017 espero que los porcentajes se igualen y lea la misma cantidad de escritores y escritoras.

Y como extra, aquí tenéis a unas cuantas autoras más:

Madeleine L’Engle (Una arruga en el tiempo), Anne McCaffrey (El vuelo del dragón), Joanna Russ, James Tiptree Jr. (seudónimo), Juliet Marillier, Kameron Hurley, Erika Johansen, Zen Cho, Pilar Pedraza, Mercè Rodoreda, Barbara Pym (Jane y Prudence), Josephine Tey (La señorita Pym dispone), Ann Leckie, Siri Hustvedt, Penelope Fitzgerald, Chimamanda Ngozi (Todos deberíamos ser feministas).

Si andáis buscando recomendaciones de fantasía, ciencia ficción y terror, echadle un vistazo a la página de La nave invisible, donde encontraréis reseñas, entrevistas, fichas y muchísima más información sobre autoras de estos géneros.

la-nave-invisible-fabulas-estelares

¿Subís a bordo? 😉

Participantes del #maratónbreve

¡Quedan solo tres días para empezar con el maratón breve! Si todavía no sabéis lo que es, podéis leer esta entrada para informaros y seguir la etiqueta de Twitter #maratónbreve para comentar las lecturas.

En esta entrada he reunido a todos los participantes que se han apuntado hasta el momento. Como es posible que se enrole alguno más durante este fin de semana, iré modificando la entrada en cuanto pueda. Y como es posible que esta cabeza de chorlito se olvide de alguien, decidme si no aparecéis o si habéis hecho una entrada al respecto y yo no me he enterado, para que pueda enlazarla.

Antes de seguir, me gustaría destacar la gran variedad de lecturas que la gente ha ido revelando durante agosto. Hay para todos los gustos, de todos los géneros y en muchas lenguas. Una servidora ya ha incorporado nuevos elementos a su lista de pendientes por culpa de este maldito reto. Y eso que fue idea mía.

¡Empezamos! 

Belcebón fue uno de los primeros en apuntarse y en hacer trampas. Según él, su maratón personal durará dos semanas, y no es para menos, después de ver la pedazo de lista que se ha sacado. Que Cthulhu te acompañe.

Cris, creadora del aclamado tochogate, aceptó el reto y, como muchos de nosotros, compaginará la lectura de tochos con la lectura de brevetones. Aquí podéis ver las lecturas que se ha propuesto y un par de recomendaciones.

cris-maraton-breve

Isa, de Readings in the North, también propone sus lecturas, muy variadas, en esta entrada. Y no quiero irme sin destacar dos obras feministas que tengo muchas ganas de leer: el ensayo Todos deberíamos ser feministas, incluido también en mi lista, y El tapiz amarillo, unos relatos de Charlotte Perkins Gilman, autora de Herland, a la que tengo muchas ganas de conocer (literariamente hablando).

Y si hablamos de lecturas sobre feminismo, lo mejor es echarle un vistazo a las que leerá Laura de Canal Nostalgia, quien me ha descubierto la Teoría King Kong. Directo a la lista de pendientes.

En Ajuste de letras, Eibi82 es de las que se apunta a un reto sin pensarlo, y aquí está, al pie del cañón. Entre sus lecturas hay clásicos y relecturas de sus libros favoritos. Llegados a este punto, cabe decir que Virginia Woolf es la protagonista indiscutible de este reto. No lo he contado, pero entre su Una habitación propia Flush, vamos a ser muchos los que la leamos.

Claudia también sube al tren de Virginia Woolf con una lista muy variada de lecturas propuestas. Seguro que más de uno se habrá apuntado algún título interesante. Espero que cuando termine el maratón nos hable de algunos de ellos.

Libros con Isabel se decantó por elegir un tema y basar sus lecturas en él. En su caso, eligió a los clásicos españoles de cualquier género, desde teatro hasta poesía. Aunque no sabe cuántos leerá, desde aquí la animo a que siga con esa lista tan interesante.

Uve, autora de Miradas enlatadas, nos propone unas lecturas bastante tematizadas también. Yo me he apuntado ese de Ursula K. Le Guin que no conocía:

CpfcZWSWEAEKwMF

Y de clásicos van las lecturas de Bosque de Marbaden y de Diana, del blog Con todo mi ser. Ellas también van directas al #teamWoolf y nos traen títulos fascinantes. Espero que los lean todos y luego nos hablen maravillas de ellos:

Podéis pinchar en la imagen para ver mejor los títulos

Y de cuentos va la cosa en el caso de Marifa. Entre Wilde, Poe y Cortázar, estoy segura de que disfrutará mucho esta semana.

Omaira puso hasta el número de páginas de lo que quiere leerse durante el maratón:

—Jakob von Gunten,108 pág.
—Michael Kohlhaas,78 pág.
—The Unwritten (1—4).
—Un día en la vida de Ivan. Denisovich, 175 pág.

Y no me voy de aquí sin citar su reseña de Mujeres y maravillas, una antología de relatos de ciencia ficción escritos por mujeres, ideal para este maratón o para cuando sea.

En esta primera edición del maratón breve también contamos con la participación de blogueros semidioses como Odo, que leerá The Dream-Quest of Vellitt Boe, de Kij Johnson.

Muchos retos se propuso Algodón de azúcar para agosto, y el maratón breve está entre ellos. He aquí lo que quiere leerse durante esta semana:

– Oxford Bookworms: Gulliver´s Travels.
– Oxford Bookworms: A tale of two cities.
– Áyax – Sófocles.
– The Alhambra (guide).
– Botchan – Natsume Soseki.

En el #teamWoolf también está Cynthia Cebeira, que disfrutará de lo lindo con todas estas lecturas:

cynthia-maratón-breve

Aurora ha sido una de las últimas en enrolarse a este reto y lo hace con tres lecturas muy jugosas que no conocía. ¿Habéis leído alguno de los títulos que propone?

Magrat ha revelado en primicia sus lecturas provisionales para esta semana. Provisionales porque, como bien dice, esto no son deberes: aquí hemos venido a disfrutar leyendo.

Eduardo, de Un rincón en el Norteha elegido a Branderson como autor estrella de su lista:

eduardo-maraton

Lucía, por su parte, también se ha decantado por los clásicos de toda la vida. ¡Pedazo lecturas!

lucia-maraton

Dejamos el mundo de la blogosfera y pasamos a otro muy diverso: el de los traductores. Al ser traductora y seguir a un montón de gente de este mundillo por las redes sociales, algún que otro traductor incauto acudió a la llamada del maratón breve, algo que me sorprendió gratamente.

Jordi Balcells apostará por Ominosus, de Elizabeth Bear, editado por Fata Libelli, la editorial favorita en digital por estos lares. Lidia Pelayo ha apostado fuerte por el maratón (y yo que me alegro), y esto son las obras que quiere leer (ay, ese Pratchett…):

lidiapelayo_maratónbreve

Itziar se ha decantado por los clásicos y aunque ella dice que es imposible que los lea todos, yo espero que lo haga y disfrute mucho de ellos. Cógete las semanas que haga falta. 😉

itziar-maraton-breve

Hay gente que todavía no nos ha revelado las obras que leerá, pero también se han apuntado a esta incauta pero sabia aventura. En este grupo de «conservadores del misterio» están Helena, de Libros de Hache; Isa, de A través del otro espejo; Sileny, de A Petrie le gustan los librosLiterature Watchers; Judith, del blog Zona Excéntrica.

Aprovecho para recordar que lo de anunciar los libros no es obligatorio y podéis dejarlo para cuando tengáis que decidirlo este mismo lunes. Ya nos lo contaréis por Twitter con #maratónbreve. 😉 

Y gracias a todos los que habéis contribuido a difundir este maratón, a los que vais a participar, a los que querríais participar pero no podéis por las fechas… A todos vosotros os digo lo siguiente: organizaremos otro antes de que termine el año.

Garras y colmillos

Jo Walton
Traducción de Marta García Martínez
Factoría de ideas, 2005

Garras y colmillos es una novela victoriana escrita en 2004. Si leéis la dedicatoria que ha escrito la autora en las primeras páginas, veréis que en ellas expresa su voluntad de escribir una novela como las que se escribían en Inglaterra durante el reinado de la reina Victoria, y que se caracterizaban por una serie de valores que en esta novela serán innatos en los seres que la protagonizan: dragones.

Los valores de la época victoriana humana, por así decirlo, venían dados por la diferencia entre tener más o menos dinero, o pertenecer a una clase social u otra. En Garras y colmillos las diferencias no solo son sociales, sino también fisiológicas: los nobles son más grandes que los plebeyos porque pueden comer un tipo determinado de carne que solo ellos se pueden permitir. Además, a los sirvientes se les atan las alas para que no huyan volando del yugo de su amo. Por ejemplo, en la novela tenemos el caso de un macho noble que llega a medir 18 metros, mientras que una sirvienta hembra que le dobla la edad apenas alcanza los 2 metros.

Es inevitable resaltar el papel de la mujer en este tipo de sociedad. Si alguien ha leído a Jane Austen, sabrá a  lo que me refiero. Aunque Jane Austen no es victoriana, está claro que Jo Walton se ha inspirado en ella: críticas constantes a la inferioridad de la mujer, a su incapacidad de no poder poseer tierra o dinero propio, a la continua protección y supervisión de un macho, etc. Sin embargo, en las obras victorianas o austenianas, esto se quedaba en lo que eran, críticas mordaces; en Garras y colmillos son algo más, y se llega incluso a plantear un posible cambio social. Aunque la novela no da para tanto, pues solo tiene 330 páginas, sí que vemos un cambio importante en el pensamiento de las dragonas y en cómo estas se lo hacen saber a los dragones machos:

Somos compañeros, eso es lo que le dije a mi padre. Eso es lo que querría ahora, no ser una esposa que es como un objeto, algo que te pertenece. Quiero seguir siendo tu compañera, tomar mis propias decisiones.

Otro elemento típico de la novela victoriana es la diferencia entre el campo y la ciudad. En el campo es donde viven los nobles la mayor parte del tiempo, pues allí tienen tierras y súbditos. A la ciudad solo van durante la temporada en la que se presentan en sociedad a nuevos dragones en edad de merecer y la vida cultural cobra vida. Sin embargo, el resto del tiempo la ciudad recibe mala fama, porque allí es donde van los dragones que se dedican al comercio o los que están sin recursos que han caído en desgracia y están buscando nuevas oportunidades de ganarse la vida.

En este mundo plagado de dragones hay unos elementos bastante curiosos. Buena muestra de ello es que han inventado el ferrocarril, un medio de transporte bastante utilizado por los dragones que no pueden volar (a saber: sacerdotes, criados o dragoncitos a los que aún no les han salido las alas). Pero resulta que estos seres, que pueden echar fuego por sus fauces, también han inventado el papel. Y yo me digo… ¿en serio? Pues sí. Hay una escena en la que un dragón está leyendo una carta, se enfada y hale, adiós, carta. Y todos sabemos que los dragones no llevan ropa, ¿verdad? ¡Pues aquí sí! No mucha, pero toda la atención fashionista se centra en una sola prenda: los sombreros que cada dragón, según su estatus social, ha de ponerse. Con lo poco prácticos que son los sombreros a la hora de volar…

Hasta aquí, todo es muy victoriano y humano. Se echa en falta, quizás, un estilo más elaborado, pues la autora no intenta imitar en ningún momento el de las obras en las que se inspira. Y digo «humano» porque podemos llegar a olvidar que estamos hablando de dragones, seres enormes con alas, escamas y que son radicalmente distintos a nosotros.

Garras-y-colmillos-fábulas-estelares

Y ahí es cuando Walton lo hace bien. En esa sociedad tan educada y clasista existe un elemento que nos horroriza a nosotros como humanos: el canibalismo.

La carne especial que comen los nobles y de la que he hablado antes es ni más ni menos que carne de dragón. En esta sociedad, comerse los unos a los otros está bien visto, pues la carne de dragón tiene beneficios notables para aquellos que la comen: creces, te haces más fuerte e incluso más valiente. Sin embargo, eso no quiere decir que se maten entre ellos indiscriminadamente (aunque puede pasar, según parece). Las muertes están más o menos controladas. Por ejemplo: cuando un progenitor muere, lega su cuerpo a su descendencia para que tengan más fuerzas, y en el ejército son los compañeros soldados los que se comen a los caídos en combate.

Además, los nobles pueden hacer matanzas selectivas entre sus súbditos y coger aquellos que consideren que no hacen ningún bien a la raza, como el dragoncito más débil de una nidada. Pero siempre hay gente que se aprovecha de sus privilegios. En Garras y colmillos se da el caso de un dragón noble (y por ende, muy fuerte y grande) que abusa de estas matanzas selectivas: a lo mejor coge dos dragoncitos recién nacidos en vez de uno, o no se espera a que un dragón viejo muera de viejo. Ahí es cuando empieza a surgir cierta conciencia social en una de las dragonas, elemento que se va propagando entre los miembros de la familia Agornin.

Os habréis dado cuenta de que apenas he hablado de la trama, y es que Garras y colmillos me ha maravillado por su ambientación y la sociedad en la que viven los personajes. La trama no podría ser más victoriana: un problema con la herencia, hermanas con poca dote que buscan marido, hermano sacerdote muy preocupado moralmente, otro hermano con una reputación dudosa en la ciudad… De hecho, hay tantas confesiones y pedidas de matrimonio que hasta el narrador llega a perder la cuenta.

Ha sido mi primera incursión en la narrativa de Jo Walton y sin duda me haré con su Entre extraños, de la que he oído críticas muy dispares. Mientras tanto, ¿qué opináis vosotros? ¿Habéis leído Garras y colmillos o alguna otra novela de Jo Walton?

Mis lecturas para el maratón breve

Hace unos días revelaba el plan malvado en el que llevo pensando semanas: el maratón breve. Si sentís curiosidad por saber qué es, no tenéis más que leer esta entrada. Ya somos más de 20 participantes, y seguro que alguno más acaba subiendo a bordo.

Vamos al meollo: he aquí los libros que he desempolvado para leer durante el maratón breve. Hay 35, pero eso no quiere decir que vaya a leérmelos todos; intentaré leer unos 14, pero ya veremos cómo se presenta esa semana, si tendré más tiempo del esperado o menos para leer.

Lecturas-maratón-breve-fábulas-estelares2

¿Y cómo elegiré qué libro leo? Pues creo que terminaré por sacarlo a suertes; eso sí, hay unos cuantos que leeré seguro, bien porque así me quito de encima algún reto, bien porque les tengo muchas ganas.

Y los elegidos son…

Clásicos

♦ El balneario, de Carmen Martín Gaite.
♦ Flush, de Virginia Woolf.
♦ La perla, John Steinbeck.
♦ La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela.
♦ Belcebú, de Emilia Pardo Bazán.
♦ Historia abreviada de la literatura portátil, de Vila-Matas.
♦ Rip Van Winkle, de Washington Irving.
♦ Estudio en escarlata, de Arthur Conan Doyle.
♦ Pioneros, de Willa Cather.

Relecturas

♦ Charlie y la fábrica de chocolate, de Roald Dahl.
♦ Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de J.K. Rowling.

Ciencia ficción

♦ El cerebro del más allá, Ian Watson.
♦ Paraíso II, de Sheckely.
♦ Cómo pilotar una nave espacial, de Bandinnelli.
♦ El azogue, de China Miéville.

Fantasía

♦ El silencio de las sirenas, de Beatriz García Guirado.
♦ Cuentos desde el reino peligroso, de J.R.R. Tolkien.
♦ Nanny Ogg’s Cookbook, de Terry Pratchett.
♦ Hic sunt dracones, de Tim Pratt.
♦ Magic, Inc., de Robert A. Heinlein.

En otros idiomas

♦ Les vacances du petit Nicolas, de Sempé-Goscinny.
♦ The old man and the sea, de Hemingway.
Le petit prince, de Saint-Exupéry.
♦ The Bloody Chamber, de Angela Carter.

Teatro y poesía

♦ Peter Pan, de James M. Barry.
♦ La balada de la cárcel de Reading, de Oscar Wilde.

Libros de no ficción

♦ Leonardo Da Vinci, de Sherwin B. Noland.
♦ The Language of sex, de José Santaemilia (ed.).
♦ Todos deberíamos ser feministas, de Chimamanda Ngozi Adichie.
♦ El algoritmo de Ada, de James Essinger.
♦ Dictadoras, de Rosa Montero.

Géneros varios

♦ El cadáver fugitivo, de Ellery Queen.
♦ Neverhome, de Larid Hunt.
♦ La gallina que soñaba con volar, de Sun-mi Hwang.
♦ Beowulf: the graphic novel, de Stephen L. Stern.

Como veis, hay libros para todos los gustos. Entre los participantes del maratón breve, hay quien ha elegido un tema y ha seguido con él y hay quien también ha elegido lecturas variadas. Aquí, para gustos colores, y nuestro objetivo es leer y disfrutar todo lo que podamos y más.

Y vosotros, ¿ya habéis pensado los libros que vais a leer o los elegiréis en ese momento?

 

Maratón breve

Bienvenidos al primer reto promocionado por Fábulas estelares: el Maratón Breve®, disponible desde ya en las mejores pantallas del país y de ultramares.

Es un nombre normalico, lo sé, pero las alternativas eran horribles y, para qué nos vamos a engañar: nunca estaré a la altura del poético Tochogate.

Maraton-breve-fabulas-estelares

¿Qué es el Maratón Breve?

El Maratón Breve es, o será dentro de un par de semanas, un reto que consistirá en leer el máximo de obras posibles en un tiempo determinado.

¿Qué tipo de obras?

De cualquier clase: desde novelas u obras de teatro hasta el manual de la lavadora. Podéis elegir cualquier texto escrito que os apetezca, la única condición es que tengan menos de 200 páginas.

Como ya habréis deducido, esta idea surgió a partir de la de Cris del blog She can read y su Tochogate veraniego. Cris, eres mi musa.

¿Cuánto tiempo tenemos para leer?

Tras considerarlo mucho, he decidido que tendremos una semana para leer el máximo de obras que podamos: del lunes 22 de agosto al domingo 28.

¿Hay que leer un número determinado de obras?

No, para nada. Hay que leer todas las obras que se pueda en ese espacio de tiempo y disfrutar siempre al máximo.

Personalmente, voy a intentar leer unas 14 obras, pero eso es mi marca personal. Cada uno elige lo que va a leer y al final de la semana veremos el total de obras leídas.

¿A quién va dirigido el Maratón Breve?

¡A todo aquel que quiera! ¿Quieres probar nuevos géneros o catar a nuevos autores? Esta es tu oportunidad. ¿Tienes algún libro de esos imprescindibles por leer? Aprovecha ahora e híncale el diente. ¿Tienes retos de lectura a medio cumplir? Bien, ya somos dos, ¡a leer se ha dicho! ¿Has leído poco durante el verano y quieres ponerle remedio? ¿Has leído mucho durante el verano y quieres leer más? ¿A qué esperas para apuntarte?

¿Hay alguna condición para apuntarse al Maratón Breve?

¡Ninguna! Podéis hacérmelo saber en los comentarios de esta entrada o por Twitter con el hashtag #maratónbreve y haré una entrada con todos los participantes. Si no queréis participar, pero conocéis a gente que podría estar interesada, compartid la publicación que pondré por mis redes sociales. 

Si tenéis cualquier otra pregunta, no dudéis en plantearla en los comentarios de esta entrada o en Twitter. Id pensando los libros que querréis leer… La semana que viene os daré ideas al respecto.

Reseñas fugaces de julio

Terminó julio y nos deja con un calor que tira p’atrás. ¿Soy la única que tiene la sensación de haber leído poco a pesar de que los números indiquen lo contrario? Sigo con el tochogate, aunque me parece que alguno se quedará en la lista de pendientes, y estoy planeando un reto de lectura para la semana del 22 de agosto. Estad atentos a mis redes sociales para saber más detalles al respecto.

Y ahora, a lo que íbamos: reseñas fugaces de julio. He leído un total de 11 lecturas, de las cuales dos están reseñadas ya en el blog, una saldrá en Otium Magazine, otra fue una relectura archiconocida de la que no haré reseña y de la última espero hablaros pronto por aquí:

♦ La señorita Pym dispone, de Josephine Tey. Traducción de Pablo González Bueno. Hoja de Lata Editorial.

♦ La misión del bufón, de Robin Hobb. Traducción de Manuel de los Reyes y Raúl García Campos. Sello Fantascy.

♦ Harry Potter and the Order of the Phoenix, de J.K. Rowling. Bloomsbury.

♦ Estoy en Puertomarte sin Hilda y otros relatos, de Isaac Asimov. Traducción de Antonio Alférez. Alianza. Reseña pronto en Otium Magazine.

♦ Garras y colmillos, Jo Walton. Traducción de Marta García Martinez. Factoría de Ideas.

Y con eso me quedan seis reseñas pendientes… ¡Empezamos!

El héroe de las eras, de Brandon Sanderson
Traducción de Rafael Marín
DeBolsillo

En esta trepidante tercera parte de la trilogía Nacidos de la bruma, Brandon Sanderson no deja ni un hilo de la madeja sin atar. Tras dos novelas llenas de sorpresas, misterios y destripamientos del propio en autor en la primerísima página, una podría llegar a pensar que ya le ha pillado el truco a este escritor estadounidense y que ya nada la puede sorprender. ¡Craso error! Sanderson acaba sacándose más ases de la manga de los que tiene una baraja. Eso sí, en El héroe de las eras conseguí, lógica en mano, averiguar un par de cosas de la trama, hecho que me dejó muy orgullosa de mí misma (*se sacude la humildad de encima*).

Y es que eso es lo que más me gusta de Sanderson (aparte de los sistemas de magia maravillosos, del ritmo de la acción final y la evolución y profundidad de sus personajes): que le permite al lector formar parte de la trama al incorporar misterios que se pueden resolver mediante la simple lógica. Simple porque todos entendemos lo que es la lógica, no porque los misterios lo sean. Para resolverlos hay que entender el mundo creado, las motivaciones de los personajes y la magia. Pero Sanderson nos pone las cosas fáciles y pronto nos veremos sumergidos en los mundos que inventa.

Lo dicho: una auténtica maravilla brandersoniana. No quedé muy convencida con El imperio final, el primer libro de la trilogía, pero los otros dos le han puesto la guinda al pastel brumoso. Espero con ganas las ediciones de Nova de la segunda trilogía ambientada en el mismo mundo.

El mago de Oz, de L. Frank Baum
Traducción de Verónica Fernández-Muro
Alianza

Un clásico contemporáneo, pues es de 1900, con el que he disfrutado como la enana que soy. Aunque he visto poquísimas veces la película, me encantó reencontrarme con los referentes que perduran en la cultura popular (los zapatos rojos que en realidad son plateados, el camino de baldosas amarillas, etc.). Al recordar poco de la historia en sí, solo lo esencial, cada capítulo era un nuevo descubrimiento. Me sorprendió ver que, si bien no hay oscuridad o muchos actos malvados (me pareció que lo malvado de las brujas era más de boquita que otra cosa), sí hay más sangre de la esperada (decapitaciones a tutiplén, por ejemplo).

giphy

No sé si seguiré con el resto de libros que escribió Baum o con Wicked de Gregory Maguire, pero sí que tengo claro que quiero volver a Oz y demorarme en sus cuatro cantones coloridos.

El hogar de miss Peregrine para niños peculiares
Ransom Riggs
Traducción de Gemma Gallart
Noguer

Con todo el hype que hay con la película de Tim Burton, me animé a leer el libro antes de que se estrenara y poder así presumir de ello, para qué nos vamos a engañar. Tras leer la obra de Ransom Riggs, estoy segura de que Burton le dará a la película ese toque gótico y mágico que el libro no tiene.

Me explico: todo el tema de las fotos, de monstruos que persiguen niños y se los zampan, de seres increíbles, de lugares mágicos y demás, está muy bien, pero aquí no ha sabido explotarse. He llegado a saltarme párrafos enteros de pura desidia narrativa. La ambientación que se crea al principio con un asesinato y con el trauma que pilla el protagonista se pierde enseguida en una isla que dista mucho de ser misteriosa y con unos seres mágicos que no son ni interesantes ni entrañables. La guinda viene con un amor «juvenil» con poco sentido y unos malos malotes que pierden todo el miedo que podrían dar. Y eso sin tener en cuenta el final, tan de «compra mi siguiente libro».

Ya van dos los éxitos de literatura juvenil que leo y que me defraudan. Mucho hype, y luego pocas nueces. Pero hay una clara diferencia entre Sueños de piedra y El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares: del primero sí que leeré su continuación, pues aunque no me gustó el worldbuilding, me encantaron las ideas que se reflejan en la historia y dan una buena muestra de cómo puede ser una relación amorosa sana. Sin embargo, la novela de Ransom Riggs no me aportó nada más allá de un simple interés por los bucles temporales que se gastan las Ymbryne.

Cartero, de Charles Bukowski
Traducción de Jorge Berlanga
Anagrama

Autobiográfica, cruda, dura, divertida. Mi primer Bukowski, su primera novela. La impresión general ha sido buena, justo lo que me esperaba, ni más ni menos. En Cartero, Bukowski usa el nombre de Chinaski para narrar las aventurillas que vivió durante su época de repartidor postal. Desde acontecimientos de «aquí te pillo, aquí te mato» hasta las clásicas persecuciones perrunas, no os creeríais todo por lo que tuvo que pasar este señor ni la mala leche que rezuma en todas las páginas. Me sorprende que durara tanto tiempo en su puesto con las réplicas mordaces que le salían cada dos por tres, dirigidas sobre todo a sus superiores.

Tras ver las relaciones que mantuvo Chinaski/Bukowski durante esta época de su vida, me he quedado con ganas de leer su Mujeres. Me entenderéis en cuanto leáis Cartero.

Un monstre em ve a veure, de Patrick Ness y Siobhan Dowd
Traducció de Ferran Ràfols Gesa
Sembra Llibres

Otro caso de «voy a leerme el libro antes de ver siquiera el tráiler», y bien que hice. Me pillé la edición en catalán de Sembra Llibres, con las ilustraciones de Jim Kay. Ilustración y texto hacen de esta obra una auténtica maravilla.

Fábulas-estelares-un-monstrui-viene-a-verme

No diré nada más; os quedáis sin reseña. Es de esos libros que te deja huella no solo por la historia que narra, sino por la que hay detrás de la creación del propio libro. Leedlo, investigad, id a ver la película, pues poco más vais a sacarme a mí.

Blancanieves, de Jacob y Wilhelm Grimm
Ilustraciones de Miguel Navia
Traducción de Álvaro y Luis Alberto de Cuenca
Reino de Cordelia

Aunque conocía de antemano el cuento real de Blancanieves sin haberlo leído, no pude resistirme a esta edición ilustrada de Reino de Cordelia, no fuera que hubiera alguna sorpresa en el cuento que yo desconociera. Y no la hubo. Aun así, para todo aquel que no sepa qué se esconde tras el idilio de Disney, le invito a que la descubra.

libro_big_113

Esta edición, preciosa por sus ilustraciones y calidad, me llamó la atención por la interpretación que hace el ilustrador del cuento. Algo parecido me pasó con la Carmilla de Ana Juan y Siruela, donde el terror estaba en las imágenes y no en el cuento gótico. Aquí, lo sexual salta a la vista en las ilustraciones, bien que en el cuento no haya ninguna referencia de ese tipo. Resulta curioso, por tanto, cómo los ilustradores interpretan el cuento tras las múltiples referencias y expresiones culturales que ambos han sufrido a lo largo de la historia.

Y hasta aquí las reseñas fugaces del mes de julio. ¿Habéis leído alguno o le tenéis muchas ganas a otro? ¿Cuáles han sido vuestras lecturas?

La misión del bufón

A Robin Hobb la descubrí hace apenas tres meses gracias a uno de sus traductores, Manuel de los Reyes. Han sido tres meses en los que Traspié Hidalgo y el Bufón se han convertido en miembros destacados de mi panteón de fantasía particular. Para que os hagáis una idea, en estos tres meses he leído cuatro obras de Robin Hobb, cuyas novelas, parece ser, nunca tienen un volumen inferior a las 600 páginas. Y es muy probable que lea más obras de esta grandísima y simpatiquísima autora antes de que termine el año.

Pero, como soy una masoquista nata, me decanté por seguir con la trilogía que aún no se ha terminado de publicar en español, El profeta blanco, y claro, tuve que comprarme el segundo en inglés porque La misión del bufón se terminó de tal forma que… *le tapan la boca con una mordaza* Pero no os preocupéis, Manuel y Raúl: leeré vuestra traducción con muchas ganas, pues ya sabéis que soy una fan incondicional de vuestras maravillosas traducciones. Mientras tanto, pronto iré a la librería más próxima a hacerme con las nuevas ediciones de Las leyes del mar.

Eso sí, yo este otoño le hinco el diente a The Golden Fool sí o sí; me enamoran las portadas que hacen en Harper para las obras de Hobb. De hecho, cuando fui a la librería a buscarlo, me emocioné tanto que ocurrieron dos cosas: la primera es que descubrí que hay otra trilogía sobre Traspié y el Bufón y morí de amor; la segunda es que confundí el segundo libro de esa trilogía con el que yo andaba buscando y me comí un spoiler del tamaño de los Seis Ducados. En fin, c’est la vie. Eso me pasa por ser una ansiosa y no pararme a leer bien el título.

TheGoldenFool_Fábulasestelares

La cosa es que aquí hemos venido a hablar de La misión del bufón, publicada por Fantascy durante este 2016, aunque en realidad en los países de habla inglesa salió hace 15 años. En La misión del bufón nos reencontramos con Traspié precisamente 15 años después de los hechos ocurridos en la trilogía del Vatídico. Y con el Bufón, claro, que ya no es blanco sino dorado. Juntos emprenden un viaje para buscar a Dedicado Vatídico, futuro rey de los Seis Ducados, que ha desaparecido de la corte de Torre del Arce.

A grandes rasgos, esta es la sinopsis. Poco más necesitáis saber. Si ya habéis leído más cosas de Robin Hobb (en especial la trilogía anterior sobre los Vatídicos y la juventud de Traspié, algo que os recomiendo que hagáis), sabréis cómo es Hobb: le gusta que estemos al tanto de todo lo que ocurre y ocurrió. De hecho, las primeras páginas no son sino una gran puesta al día entre personajes y lectores. ¡Que nos hemos perdido 15 años, leñe! Y aunque hayan sido 15 años sosos en la vida de Traspié, él sí que ha cambiado mucho. Recordemos que aquí nuestro héroe está lejos de ser perfecto, y sigue cometiendo errores y dejándose asaltar por las dudas. Pero ha dejado muy atrás la fase adolescente y eso es algo de agradecer. Y el Bufón, ¡qué decir del bufón! Aunque esta es SU trilogía, con SU nombre, creo que nunca tendremos suficiente de él.

Misióndelbufón_Fábulasestelares

Pero no todo es oro lo que reluce, y alguna pega le tengo que sacar a La misión del bufón, aunque sea mínima: me ha gustado un poco menos que la saga de los Vatídico, y quizás haya sido porque toda la obra, con sus 800 páginas, tiene un nosequé que me hace pensar en la introducción de algo más que está por venir. Así como en Aprendiz de asesino ya salía un problema de los gordos (el acoso de los Vela Roja a las costas de los Seis Ducados, la incapacidad de Traspié de Habilitar, su Maña, etc.), en La misión del bufón la acción se centra principalmente en un problema que sirve como pretexto para introducir las características del nuevo Vatídico en el trono: Dedicado. Una historia, por tanto, que podría no tener más repercusión en los otros dos volúmenes de la trilogía.

Pero nunca se sabe, y es que Hobb se saca ases de la manga como si fueran caramelos. Espero traer pronto la reseña de The Golden Fool (El bufón dorado) y más detalles sobre su publicación en España que, si no pasa nada, será en noviembre de 2016.

Seis meses de fábula

Resumen de la primera mitad del año, repaso de los retos en curso, planes para los seis meses que quedan y una lista escalofriante de lecturas pendientes

Julio es el mes de pararse a pensar cómo van las lecturas, los retos, las reseñas y los planes malvados que una se hace mentalmente y nunca los cumple. Que esta entrada sirva como testigo de lo que ya he hecho y lo que me queda por hacer en este nuestro blog, que lleva abierto una friolera de… ¡Seis meses! Sí, damas y caballeros, Fábulas estelares cumple medio año y la mejor forma de celebrarlo es hacer un balance de lo que ha sido y de lo que se espera que sea.

Balance del pasado

Entre reseñas, tochas y fugaces, Fábulas estelares ha acumulado durante estos seis meses de actividad un total de 37 reseñas. ¡Casi nada! Además, como anuncié hace unos días, he empezado a colaborar con editoriales. La primera colaboración ha sido, nada más y nada menos, que con Hoja de Lata, una editorial asturiana con un gusto literario excelente y buen ojo para cuidar sus ediciones que hacen las delicias de cualquier lector.

En lo que llevamos de año, el blog ha recibido 2481 visitas y 163 comentarios (*descorcha un champán imaginario*). Ver estas cifras me abruma; quién me iba a decir a mí, una novata en la blogosfera y en el mundo reseñil, que más de mil personas me honrarían con sus visitas. Gracias, gracias a todos los que dedicáis cinco minutos de vuestra vida en leer lo que escribe esta locoadicta a los libros.

Julio - balance

Balance del presente

Hablando de locoadictos a cosas, este año me ha dado por los retos literarios. Mi intención al escribir un blog sobre libros y literatura no era otra que abrir mi mente a nuevas experiencias literarias y diversificar mis lecturas. Así pues, me lié la manta al hombro y me apunté a tres retos: el clásico de Goodreads, otro de viajes por el mundo y uno personal.

Tras seis meses, tengo claro que el año que viene me lo tomaré con más calma, pues ya me estoy viendo con el agua al cuello.

El reto de Goodreads, quizás el más fácil de satisfacer, lo llevo bastante bien: de los 88 libros que me apunté, llevo leídos 59. Aunque hice un par de trampas (hay tres libros infantiles que me leí en una tarde, por ejemplo), creo que lo cumpliré con creces.

En cuanto a mi reto personal, la cosa va regular (18 cumplidos de 38) y, de los que quedan, sé que no leeré alguno de ellos, bien por pereza, bien por falta de tiempo. De todas formas, espero cumplir al menos con tres cuartas partes, pues todavía quedan seis meses por delante.

El último reto al que me apunté, Viajar leyendo, organizado por Readings in the North, es fácil de cumplir, aunque tampoco lo llevo muy al día: de 12 lecturas solo he completado cuatro. Hay que ponerse las pilas.

Por último, pero no menos importante, está el Tochogate 2016. No es un reto en sí, pero bien que me gustaría cumplir con lo que me propuse. Sin embargo, voy a tener que modificar la entrada para incluir otro tocho que me voy a leer a la de ya porque caí en la tentación al verlo en una librería de Londres (A Brief History of Seven Killings, de Marlon James).

Oh, bueno, a quién pretendo engañar. Me muero de ganas por enseñaros todo lo que me compré en Londres durante mis vacaciones. A la foto me remito.

compras londres

Balance del futuro

Bien, ¿y qué podemos esperar de Fábulas estelares en lo que queda de año?, os preguntaréis. Pues más o menos la misma dinámica que hasta ahora, con la que estoy bastante contenta: reseñas largas y fugaces, recopilación de capturas librescas y retos solo aptos para los lectores más locos. A este respecto, estad atentos al blog durante septiembre, pues os voy a proponer un desafío muy…

rs_500x200-150511134715-tumblr_n4p91soGhq1sep00so8_500

Este verano me esperan unas lecturas jugosas. He intentado hacer una lista de los libros que tengo pendientes y, al terminarla, un escalofrío me ha recorrido la espalda. Me temo que no volveré a hacer un plan malvado como el de hace unos meses (que cumplí, más o menos, aunque no quedé satisfecha del todo), pero sí que intentaré hacer listas de lo que quiero leer, porque si no mi mente se dispersa mucho y cae en la tentación de leer solo libros nuevos, olvidándose entonces de los que llevan meses en la estantería.

Así pues, espero que pronto podáis leer las reseñas de…

  • The Bloody Chamber, de Angela Carter.
  • A Brief History of Seven Killings, de Marlon James (lectura propuesta en The Spoiler Club).
  • El cartero, de Charles Bukowski.
  • Estoy en Puertomarte sin Hilda, de Isaac Asimov (que saldrá reseñada en Otium Magazine).
  • Y, básicamente, todos los que incluí en la lista del Tochogate.

Y hasta aquí los tres balances del verano. Para fin de año, cómo no, habrá otro parecido, en el que espero comunicaros que he hecho el doble de reseñas y que he disfrutado mucho con todos los libros que han caído en mis manos.

Una vez más, mil millones de gracias por ayudar a crecer a Fábulas estelares. Para la que aquí escribe es todo un honor teneros como lectores. Feliz verano. 🙂

P.D.: Si estás leyendo esto y vas al Celsius, que sepas que te envidio, pero espero que te lo pases genial y que, cuando vuelvas, me lo cuentes todo a través de tu blog/canal/Twitter/paloma mensajera.

La señorita Pym dispone

Una obra de Josephine Tey,
editada en español por Hoja de Lata editorial
y traducida por Pablo González-Nuevo.

El colegio Leys, donde se educan a las futuras profesoras de educación física más prestigiosas de Reino Unido, es el escenario donde transcurren las peripecias de la señorita Pym, una escritora famosa con más éxito del que puede manejar. Cautivada por la paz que se respira en esta institución, Lucy Pym agradece esos días de descanso que le permiten alejarse de la gran Londres y de sus círculos intelectuales. Pero la supuesta calma que reina en el colegio se verá trastocada por la proximidad de los exámenes finales, la temida exhibición gimnástica ante familiares y amigos y un desastre cuyo culpable deberá descubrir la señorita Pym.

señoritapym_fábulasestelares

Más que misterio, en La señorita Pym dispone Josephine Tey narra las aventuras y vivencias de una escritora que no está acostumbrada al repentino éxito que ha originado su obra sobre psicología. La señorita Pym sabe que se hace mayor y que el humo de Londres la ha atrapado entre sus garras pestilentes. Su estancia en el colegio de educación física, dirigido por una antigua compañera de clase, parece tediosa y carente de interés al principio, pero las jóvenes que allí estudian pronto despertarán su curiosidad. En plena naturaleza y rodeada de gente afable, la señorita Pym no tardará en relajarse y en granjearse el cariño de los residentes de la escuela Leys.

Lucy Pym saca su vena de psicóloga para desgranar poco a poco las personalidades de alumnas, profesoras y visitantes ocasionales de Leys. Pronto descubrirá que detrás de una energía desbordante, las alumnas esconden una ambición y una frustración cuyos límites nadie sabe percibir. Solo la perspicaz señorita Pym, convertida en la confidente de prácticamente todos los habitantes del colegio, podrá descifrar la naturaleza de las personas que residen entre los muros de Leys. 

A primera vista, y a pesar del extenuante ritmo de estudios, todo allí resulta ideal: la segunda guerra mundial acaba de terminar, el aire de los jardines es vivificante, las jóvenes alumnas no pueden ser más inteligentes y amables y el variopinto profesorado resulta sugerente y cabal. Pero, bajo la atenta y analítica mirada de la señorita Pym, esa imagen de apacible rutina irá poco a poco desmontándose a partir de pequeños y enigmáticos incidentes que harán aflorar el lado menos amable del internado.

Del catálogo de Hoja de Lata.

Sin embargo, y lejos de lo que pueda parecer en las múltiples sinopsis que hay de La señorita Pym dispone, la aquí presente no es una novela de misterio al uso; no busquéis a una especie de Poirot porque no la encontraréis. Ayudada por sus dotes de experta fisióloga y psicóloga, la señorita Pym se ve envuelta en la resolución de un desastre, casi sin quererlo, que no ocurre hasta casi el final de la novela. El valor de la obra de Josephine Tey reside en las personalidades de los personajes, en la tensión que se respira a través de las conversaciones y de las observaciones de la señorita Pym. El misterio gordo, por así decirlo, solo es el punto culminante de una narración llena de detalles típicamente ingleses pero con un toque atemporal.

La edición a cargo de Hoja de Lata está bastante cuidada. Es de agradecer la calidad de los materiales y la originalidad de la portada, así como el detalle de la efeméride de la última página. Eso sí, para mi gusto hay demasiadas notas al pie de página, debido a esos detalles ingleses que comentaba antes. Nunca está de más aprender cosas nuevas de otras culturas, pero cuando estamos inmersos en una novela, cuantas menos interrupciones haya, mejor.

Hojadelata_fábulas estelares

La señorita Pym dispone es solo la segunda obra de Josephine Tey que sale a la luz en español, a pesar de ser una de las escritoras de novela negra más populares de la primera mitad del siglo xx. Esta autora escocesa alcanzó la fama gracias a sus obras protagonizadas por el inspector de Scotland Yard Alan Grant. Su popularidad en el país anglosajón es tal que una de sus novelas, A Shilling for Candles (1936) sirvió de base de inspiración para Young and Innocent, película de Alfred Hitchcock.

Si disfrutas con una buena novela inglesa costumbrista, si te encantan los finales que te hacen soltar un «¿pero qué…?» y adoras a esos personajes que son curiosos hasta le médula, prepara el té y ve a buscar a la señorita Pym.

Selección de capturas librescas en mayo y junio

Porque me he comprado tantos libros que ya ni me acuerdo de todos.

Así que he elegido los que más ilusión me hacen y los que todavía no he leído (para más información sobre los ya devorados, id a cotillear al apartado de reseñas). En estos dos meses han ocurrido unas cuantas cosas relevantes que han resultado en la adquisición de libros, aunque en realidad no me hace falta ninguna excusa para salir de compras librescas.

Feria del libro de Madrid de 2016

Vas de viaje exprés a Madrid. Tienes un par de horas libres por la mañana. El Retiro está cerca. Principios de junio… No te queda más remedio que pasarte por la Feria del libro y comprar como si no hubiera un mañana.

Y eso hice. En concreto cayeron tres libros de buen ver, a saber: Instrumental, las memorias de James Rhodes, cuya ¿reseña? podéis leer en el blog; El mago de papel, de Charlie N. Holmberg, recomendado muy mucho por una de las chicas que había en la caseta de Oz Editorial, y Cómo pilotar una nave espacial, del gran Bandinnelli, quien me tendrá que perdonar porque todavía no la he leído (pero caerá durante este 2016, palabra).

Nave_espacial_Fábulasestelares

Editoriales

Ya es oficial: he empezado a colaborar con editoriales. Bueno, por ahora solo con una, Hoja de Lata, que edita «artefactos narrativos», cual juguetes de hojalata con los que todo niño se ha maravillado.

Esta colaboración empieza con el libro con el que descubrí esta pequeña editorial asturiana: La señorita Pym dispone, de Josephine Tey. Novela escrita en 1946, narra las peripecias de la señorita Pym, una escritora de éxito internacional, mientras pasa unos días en un colegio de educación física. Os dejo con la sinopsis del libro:

Tras convertirse de la noche a la mañana en escritora de éxito gracias a su libro de psicología popular, la menuda e insegura señorita Pym es invitada a dar una conferencia en Leys, la prestigiosa escuela de educación física para jovencitas situada en plena campiña inglesa. A primera vista, y a pesar del extenuante ritmo de estudios, todo allí resulta ideal: la segunda guerra mundial acaba de terminar, el aire de los jardines es vivificante, las jóvenes alumnas no pueden ser más inteligentes y amables y el variopinto profesorado resulta sugerente y cabal. Pero, bajo la atenta y analítica mirada de la señorita Pym, esa imagen de apacible rutina irá poco a poco desmontándose a partir de pequeños y enigmáticos incidentes que harán aflorar el lado menos amable del internado.
Un apasionante puzle de piezas desencajadas y giros inesperados que poco a poco irán dibujando un sorprendente desenlace.

Hasta aquí puedo leer, pues no he avanzado más allá de dos capítulos. Os puedo decir, eso sí, que la señorita Pym es una mujer de mucho cuidado y que más de una sonrisa sacará al lector. Seguiremos informando.

Si no conocíais a Hoja de Lata, podéis leer más sobre ellos y los preciosos libros que editan en su página web. Pasad a saludarlos también por Twitter, que son muy majos.

señoritapym_fábulasestelares

Sorteos

Tuve la grandisísima suerte de ganar un sorteo que organizaban en el recién estrenado podcast de Neo Nostromo. Los premios eran, ni más ni menos, que dos de los libros del verano: El dios asesinado en el servicio de caballeros, de Sergio Morán, La gracia de los reyesde Ken Liu. El primero lo devoré en cero coma y el segundo me lo reservo para agosto.

Gracia_reyes_Fábulas_estelares

Rebajas

Alias Grace, de Margaret Atwood

Cris me puso los dientes largos con esta novela de la gran Margaret Atwood, así que me fui de caza y la encontré, meses después de que saliera rebajada. Muchos la han incluido en su apuesta para el #tochogate2016, pero creo que me esperaré a más adelante para hincarle el diente.

Desde dos ríos, de Robert Jordan

¡Primero de la megasaga de la Rueda del Tiempo! Hay que tener un par para enfrentarse a la saga de las sagas. Pero qué queréis que os diga. Estaba de oferta y es una buena forma de incentivar a la gente para que se anime a empezarla.

Wild Cards, VV.AA.

Esta recopilación de relatos dirigida por George R.R. Martin me llamó poderosamente la atención entre un mar de rebajas de biografías de famosillos, libros de cocina y thrillers de consumo fácil. Hay opiniones de todo tipo, pero ya se verá qué tal me sienta a mí.

WildCards_Fábulasestelares

Compras varias

Los cien mil reinos, de N.K. Jemisin

Decidí apostar por esta autora porque me sonaba de algo y no sabía de qué. Es de fantasía y la contraportada, a grandes rasgos, tenía buena pinta… Pues pa’ casa. Ordenador en mano ya pude comprobar que hace unos meses publicó The Fifth Season y gente de bien ha hablado maravillas de ella.

El silencio de las sirenas, de Beatriz García Guirado

Lo reconozco: flechazo absoluto con la portada. No sé de qué va porque, al ser tan corto, me da cosa que la contraportada me desvele demasiado. Este verano cae.

Silenciosirenas_Fábulasestelares

Belcebú, de Emilia Pardo Bazán

Amor a primera vista. Ya tenía ganas de probar algo de esta grande de nuestro país, así que me fui a por lo raro de lo raro. Yo encantada, oigan.

Cranford, de Elizabeth Gaskell

Va a ser mi primer Gaskell (no me atrevo todavía con Norte y sur, pero del año que viene no pasa). A Cranford le tengo muchas ganas y espero leerlo en otoño.

Y hasta aquí la recopilación. No he sacado fotos de todos los libros porque hace poco reordené la estantería y me da lastimica ponerla otra vez patas arriba… Mirad cómo ha quedado una parte de ella.

estantería_fábulasestelares