Reseña de Mind of My Mind, de Octavia Butler

Tras Wild Seed, llega Mind of My Mind, la segunda entrega del cuarteto Patternist, de la norteamericana Octavia Butler, mi escritora del proyecto Adopta una autora. Aunque ya os hablé un poco sobre la organización de esta saga, en este caso es un asunto relevante y nunca viene de más recordarlo.

Wild Seed, el primer libro de la saga, se publicó en 1980, pero tres años antes, en 1977, aparecía Mind of My Mind. Butler fue montando las piezas de este gran puzle que conforma Patternist a lo largo de ocho años, y no por orden de lectura. En primer lugar escribió el último libro que leeríamos si siguiéramos un orden cronológico de los hechos narrados, Patternmaster. Luego escribió Mind of My Mind, como (creo yo, pues aún no he terminado la saga) forma de explicar los orígenes de ese patrón o tapiz telepático. Más adelante escribió Wild Seed, como homenaje a uno de los personajes que aparecen brevemente en Mind of My Mind. Y, por último, tenemos Clay’s Ark, libro que leeré próximamente, aunque por el título ya sé por dónde van los tiros.

Por su parte, Survivor no es una novela que se suela incluir en Patternist, pues Octavia Butler renegó de ella. Se dejó de reeditar y hoy en día es muy difícil de encontrar en librerías a un precio asequible.

En resumidas cuentas:

Wild Seed se publica en 1980.
Mind of My Mind ve la luz en 1977.
Es la segunda obra que publica Octavia Butler.
Clay’s Ark sale en 1984.
Es la última novela en publicarse de esta saga.
En 1978 se publicó Survivor, la novela que Octavia Butler
se negó a seguir reeditando por ser demasiado trekkie.
Patternmaster aparece en 1976.
Es la primera novela de Butler que se publica.

Los libros de esta saga de cuatro se pueden leer de forma independiente. Aunque están estrechamente ligados, cada uno cierra su arco argumentativo y se sitúa en un tiempo distinto al resto. Recomiendo empezar por Wild Seed, eso sí.

¿Y por qué es importante recordar todo esto? Pues porque la calidad y la intensidad que encontré en Wild Seed tardan en aparecer en Mind of My Mind. Es difícil, comprenderéis, reseñar la segunda parte de una saga cuando la inmensa mayoría de vosotros no habéis leído la primera entrega. Pero me propuse reseñar y difundir toda la obra de Octavia Butler, así que no haré una excepción.

resena-mind-of-my-mind-octavia-butler

Mind of My Mind es una novela relativamente corta, como la mayoría de las que tiene Octavia Butler, que no llega a las 300 páginas. De esas 300 páginas, digamos que me pasé las 150 primeras esperando a que pasara algo bueno («bueno» entendido como suceso contrario a un hecho malvado). Aunque Butler es parca en detalles y no se ceba en el dolor, en estas páginas se suceden distintos actos violentos, desde intentos de violaciones hasta palizas. Y es que los latentes, personas que tienen un poder psíquico no desarrollado, acaban subsistiendo en vidas que poco tienen de humanas. Como reciben interferencias emocionales (sobre todo por hechos que son producto del dolor) de otras personas, crecen rodeadas de miedo y locura. Su vida no es fácil y tienen que lidiar a diario con la violencia y los traumas de otras personas.

Doro es el padre de todos ellos. Durante 4 000 años se ha dedicado a criar y seleccionar los mejores ejemplares de su nueva raza de psíquicos. Pero solo centra su milenaria atención en aquellos que serán progenitores de seres que se convertirán en psíquicos de primera. Y uno de ellos es Mary.

La infancia de Mary como hija de una latente no ha sido fácil, pero pronto Doro fija su atención en ella y la pone al cuidado de Emma, un ser centenario que es capaz de adoptar otras formas (que no es otra sino Anyanwu en Wild Seed). Al crecer, Mary descubrirá lo que Doro tiene planeado para ella: un matrimonio concertado con un psíquico activo al que no conoce de nada. Pero antes, Mary deberá superar su transición de latente a psíquica activa y aprender a manejar sus nuevos poderes.

Y hasta aquí puedo leer. Lo que Mary es capaz de hacer (que es mucho y muy maravilloso) y su relación con su nada amigable y recién estrenado marido lo tendréis que descubrir vosotros mismos.

mind-of-my-mind-resena-octavia-carbaes

Mind of My Mind no es una lectura fácil, más por la sordidez de lo que describe que por ser una lectura incómoda que afecta a nuestra visión del mundo. Para eso, os recomiendo más Wild Seed Amanecer, pues se nota que son obra maduras, de las que incomodan. Aun así, Mind of My Mind mejora por momentos, hasta alcanzar un final de esos que te hacen levantar el culo del sofá y dedicar una ovación a la autora. Y es entonces, en las últimas palabras mecanografiadas por Octavia Butler, cuando descubres que todo ha estado hilado desde el principio.

No será su mejor obra, no será la más dura de leer, no será la más profética, no será la más relevante dentro de la bibliografía de Octavia Butler… Pero leñe, sigue siendo mi Octavia, con sus personajes que valen trillones, sus reflexiones sobre lo que significa ser humano, la libertad y la esclavidtud, la vida y el dolor, la maternidad y el rechazo, el racismo y la aceptación, la violencia y el «por el bien de todos»… No sé lo que me depara Clay’s Arkpero lo leeré con ese nudo en el corazón que siempre me acompaña durante las lecturas de Octavia Butler.

Who Fears Death, de Nnedi Okorafor

Me pregunto si alguna vez veré este libro traducido al español, porque quiero, deseo, que todos sintáis lo que yo ahora mismo estoy viviendo. No le voy a hacer justicia al libro con esta reseña. Me disculpo de antemano.

Who Fears Death es la primera obra de Nnedi Okorafor, escritora norteamericana de ascendencia nigeriana, que vivo y sufro en mis propias carnes. Vivir porque es lo que nos espera: seguimos los pasos vitales de Onyesonwu antes incluso de su nacimiento. Sufrir porque su existencia no será fácil: es una hechicera Ewu muy cabezota con un destino nada halagüeño. Sigue leyendo “Who Fears Death, de Nnedi Okorafor”

La carrera, Nina Allan

Lo reconozco: no sé cómo hacer esta reseña. La problemática viene porque, por poco que cuente, seguro que os chivo algo que preferirías descubrir mientras leéis. Aunque he visto ya reseñas de todo tipo (hay algunas de lo más curiosas), yo tenía claro que quería escribir una que incentivara la lectura, pese a que analizar la obra de Nina Allan no va a ser fácil. Así pues, vayamos por partes. Sigue leyendo “La carrera, Nina Allan”

Arcadia, de Iain Pears

Traducción de María José Díez Pérez.
Espasa Editorial.

Cuando las buenas gentes del Reto 10×10 me propusieron participar en una nueva edición, me apunté de cabeza. Compartir tus opiniones sobre una lectura me parece un lujo, y más si el libro en cuestión te encanta.

Pero el caso es que Arcadia ni me ha encantado, ni he podido acabarlo. Sigue leyendo “Arcadia, de Iain Pears”

Reseña de 36, de Nieves Delgado

Hace unas semanas me enteré del nacimiento de la Editorial Cerbero, un sello liderado por Israel Alonso y cuyo emblema, el Can Cerbero, es toda una declaración de intenciones. Cada cabeza de este perro literario representa un género fantástico distinto: terror, ciencia ficción y fantasía. El tres es su número: cada tres meses publicarán tres obras cortas de uno de estos tres géneros, además de otras obras de mayor extensión adscritas también a mi triada literaria favorita. Sigue leyendo “Reseña de 36, de Nieves Delgado”

Wild Seed, de Octavia Butler

Entrada para el proyecto Adopta una autora.

Wild Seed es la primera novela de la serie de libros Patternmaster, la más extensa de la escritora estadounidense Octavia Butler. Explicaros de qué va este primer volumen me costará la vida, así que empecemos por las partes más objetivas.

wild-seed-butler-fabulas-estelares

Patternmaster (o Seed to Harvest en el volumen que yo tengo, de la editorial Grand Central Publishing) está compuesta por cuatro libros, aunque en realidad son cinco. Hay dos formas de leerla: bien por la fecha de su publicación, bien por la ordenación que aconsejó Octavia. Como en Seed to Harvest siguieron las indicaciones de la autora, me lancé a devorar Wild Seed, publicado en 1980. Luego le seguirán Mind of My Mind (1977), Clay’s Ark (1984) y la que fue la primera novela que escribió Octavia: Patternmaster (1976). Además, en 1978 se publicó Survivor (que sería el penúltimo, justo después de Clay’s Ark), pero como la autora renegó de él, no se incluye en este volumen ni, de hecho, se reedita ya. No os preocupéis, que de una forma u otra me haré con él y os contaré por qué Octavia la llamaba su «novela trekkie». Sigue leyendo “Wild Seed, de Octavia Butler”

El asombroso Mauricio y sus roedores sabios

Terry Pratchett
Traducción de Javier Calvo
Revisión de Manu Viciano
DeBolsillo

Los protagonistas de El asombroso Mauricio y sus roedores sabios son ni más ni menos que un gato, unas cuantas ratas y un chico que toca la flauta. Y es que unas ratas de Ank-Morpork se comieron la basura de la Universidad Invisible y de repente se transformaron en seres conscientes: aprendieron a hablar, leer y escribir y se dieron cuenta de lo que significa ser consciente de tu propia existencia.

Esto es lo que le sugiero —dijo—. Finja usted que las ratas pueden pensar, y yo le prometo que fingiré que los humanos también (p.270).

Mauricio, un gato callejero bastante perillán, también se ha transformado y junto con las ratas emprende una aventura… en forma de estafa. Mauricio es la mente pensante de este grupo y, como gato que es, no tarda en sacar provecho de su nueva condición. Un día se le ocurre que podrían ir de pueblo en pueblo, y simular que hay una plaga de ratas. Y allá que se van gato, ratas y un chico con cara de tonto, Keith, que será el supuesto flautista que salve a los pueblos que vayan visitando de la repentina y extraña plaga de ratas que asola sus despensas. Sigue leyendo “El asombroso Mauricio y sus roedores sabios”

De narradores poco fiables: Perdida y El ocupante

No es ningún secreto que voy retrasada con la publicación de reseñas de los libros que leí durante octubre por #LeoAutorasOct. Los últimos días de la iniciativa fueron un caos total en mi vida. Si bien ya he publicado las conclusiones de lo que a mí me ha parecido esta iniciativa, aún he de sacar un par de reseñas más.

He aquí dos opiniones de sendos libros totalmente distintos entre sí pero con una característica en común: están narrados en primera persona por personajes de los que no te puedes fiar ni un pelo. Sigue leyendo “De narradores poco fiables: Perdida y El ocupante

La casa de arenas movedizas

Carlton Mellick III
Traducción de Hugo Camacho
Orciny Press

Qué versátil es esto del bizarro. Ya con Fantasma se me quedó el cuerpo desencajado, no tanto por la historia sino por la forma de contarla, de implicar al lector y de dejar que cada uno interprete su propia aventura. En La casa de arenas movedizas lo bizarro es la historia, pues la narración es más convencional (eso sí, escrita en presente, que impacta mucho más que el pasado). De esta novela sí que podéis leer la sinopsis sin peligro, ya que es muy general y no desvela nada del misterio bizarro. Ahora bien, me vais a permitir que mi reseña contenga algún destripamiento (señalado con letras rojas y bien visibles), pues me muero por comentar el final. 

Polly y Pulga viven en la guardería junto con su tata. No conocen a sus padres, pero saben que algún día vendrán a buscarlos. No han visto nunca el mundo exterior porque está lleno  de siniestros, criaturas comeniños con astas. No se relacionan con más seres humanos que los niños de la escuela, pero son felices en su mundo formado por cuatro paredes. Pero un día los pilares de su vida empiezan a desmoronarse: Polly se hace adulta y sufre ataques de ira sexual y psicótica; la novia de Pulga, Darcy, no va al colegio desde hace días y la tata parece ser víctima de una enfermedad mental. Sigue leyendo “La casa de arenas movedizas”

Fantasma, de Laura Lee Bahr

Orciny Press
Traducción de Hugo Camacho
Lectura para #LeoAutorasOct

Bizarro: raro, grotesco, locura extrema. Un género nada nuevo en la literatura de habla inglesa pero que aterrizó no hace mucho en nuestro país de la mano de Orciny Press, el buque estrella de esta palabra que, en nuestro idioma, significa valiente. Si bien esta definición no se puede aplicar a lo que encontramos entre las páginas del género bizarro, permitidme que lo aplique al editor de Orciny Press, Hugo Camacho, porque eso es lo que es: un bizarro de mucho cuidado. Y aprovecho para felicitarle por su traducción. ¿Os podéis imaginar lo complicado que es traducir algo que no sabes por dónde te llevará?

Leer bizarro no es sencillo. A veces ni siquiera es placentero. Será una experiencia surrealista, una ida de olla total, que hará que nos cuestionemos la cordura del autor, de los personajes que protagonizan las obras bizarras e incluso nuestro propio juicio. Somos bizarros al leer bizarro. Y más bizarros aun son los autores que se decantan por este género. He tenido el placer de iniciarme en la aventura bizarra de la mano de Laura Lee Bahr, autora estadounidense, con su obra Fantasma, pues quería aprovechar este primer #LeoAutorasOct para descubrir nuevos géneros, temas y escritoras. Sigue leyendo “Fantasma, de Laura Lee Bahr”