Mis maravillosas ocho lecturas del 2016

Tras repasar las páginas y páginas llenas de títulos que he leído durante este 2016 (más de 100 ya), me queda clara una cosa: cuánto han cambiado mis hábitos de lectura. He leído muchísimo más de lo esperado y obras que ni en sueños me había pensado que llegaría a leer. He descubierto a autoras fantásticas gracias a iniciativas como #LeoAutorasOct o Adopta una autora y todo eso ha quedado reflejado en la lista de mis ocho libros favoritos que he leído durante el 2016.

Esta es una historia de amor, de mis ocho flechazos literarios de este año que se desvanece a cada minuto que pasa. Sigue leyendo “Mis maravillosas ocho lecturas del 2016”

De narradores poco fiables: Perdida y El ocupante

No es ningún secreto que voy retrasada con la publicación de reseñas de los libros que leí durante octubre por #LeoAutorasOct. Los últimos días de la iniciativa fueron un caos total en mi vida. Si bien ya he publicado las conclusiones de lo que a mí me ha parecido esta iniciativa, aún he de sacar un par de reseñas más.

He aquí dos opiniones de sendos libros totalmente distintos entre sí pero con una característica en común: están narrados en primera persona por personajes de los que no te puedes fiar ni un pelo. Sigue leyendo “De narradores poco fiables: Perdida y El ocupante

Reseñas fugaces: tres lecturas de #LeoAutorasOct

Las reseñas fugaces son opiniones breves, ideales para leer en unos minutos. Aquí he recopilado tres obras totalmente distintas entre ellas, pero con un denominador en común: todas las he leído siguiendo la iniciativa #LeoAutorasOct (si aún no sabéis lo que es, pinchad aquí). Tres libros escritos por mujeres que se encuadran en tres géneros literarios radicalmente distintos: la novela epistolar, la ciencia ficción y el relato de aventuras.

Si seguís leyendo, descubriréis a tres grandes autoras. Sigue leyendo “Reseñas fugaces: tres lecturas de #LeoAutorasOct”

Maratón breve

Bienvenidos al primer reto promocionado por Fábulas estelares: el Maratón Breve®, disponible desde ya en las mejores pantallas del país y de ultramares.

Es un nombre normalico, lo sé, pero las alternativas eran horribles y, para qué nos vamos a engañar: nunca estaré a la altura del poético Tochogate.

Maraton-breve-fabulas-estelares

¿Qué es el Maratón Breve?

El Maratón Breve es, o será dentro de un par de semanas, un reto que consistirá en leer el máximo de obras posibles en un tiempo determinado.

¿Qué tipo de obras?

De cualquier clase: desde novelas u obras de teatro hasta el manual de la lavadora. Podéis elegir cualquier texto escrito que os apetezca, la única condición es que tengan menos de 200 páginas.

Como ya habréis deducido, esta idea surgió a partir de la de Cris del blog She can read y su Tochogate veraniego. Cris, eres mi musa.

¿Cuánto tiempo tenemos para leer?

Tras considerarlo mucho, he decidido que tendremos una semana para leer el máximo de obras que podamos: del lunes 22 de agosto al domingo 28.

¿Hay que leer un número determinado de obras?

No, para nada. Hay que leer todas las obras que se pueda en ese espacio de tiempo y disfrutar siempre al máximo.

Personalmente, voy a intentar leer unas 14 obras, pero eso es mi marca personal. Cada uno elige lo que va a leer y al final de la semana veremos el total de obras leídas.

¿A quién va dirigido el Maratón Breve?

¡A todo aquel que quiera! ¿Quieres probar nuevos géneros o catar a nuevos autores? Esta es tu oportunidad. ¿Tienes algún libro de esos imprescindibles por leer? Aprovecha ahora e híncale el diente. ¿Tienes retos de lectura a medio cumplir? Bien, ya somos dos, ¡a leer se ha dicho! ¿Has leído poco durante el verano y quieres ponerle remedio? ¿Has leído mucho durante el verano y quieres leer más? ¿A qué esperas para apuntarte?

¿Hay alguna condición para apuntarse al Maratón Breve?

¡Ninguna! Podéis hacérmelo saber en los comentarios de esta entrada o por Twitter con el hashtag #maratónbreve y haré una entrada con todos los participantes. Si no queréis participar, pero conocéis a gente que podría estar interesada, compartid la publicación que pondré por mis redes sociales. 

Si tenéis cualquier otra pregunta, no dudéis en plantearla en los comentarios de esta entrada o en Twitter. Id pensando los libros que querréis leer… La semana que viene os daré ideas al respecto.

Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson

Siempre hemos vivido en el castillo es una de esas obras de las que es mejor dejar que te sorprenda. No leas de qué va, no leas la sinopsis. No leas siquiera esta reseña fugaz, pues es mejor dejar que Merricat Blackwood te sorprenda con su prosa, su mundo, su familia, su odio.

Siempre hemos vivido en el castillo hará despertar sentimientos encontrados dentro de ti. ¿Quién es inocente, quién es culpable? ¿Hasta qué punto el odio está justificado? ¿Hasta dónde pueden llegar las garras de la maldad? ¿Qué es la maldad? 

Porque esta es una novela sobre el odio, aunque no lo parezca. Empezamos con un misterio, aunque pronto se verá que en realidad son dos. Merricat, con su sencilla y caprichosa voz narrativa, va desgranando poco a poco los hechos que sucedieron, suceden y sucederán en torno a su familia y a la casona en la que viven.

También es una novela sobre personajes. Sobre lo que un pueblo, unido bajo un mismo sentimiento (de odio, sí) es capaz de hacer y de sentir por mucho que pasen los años. Sobre cómo algo tan fuerte, que ha arraigado en la misma esencia de las personas, se transmite de generación en generación, se inculca para que las manifestaciones sean más crudas con el tiempo, aun cuando nadie recuerde, al fin, por qué se odia tanto.

También hay amor en Siempre hemos vivido en el castillo. Amor incondicional de hermana, quien, pase lo que pase, siempre estará a tu lado. Esa hermana que tan bien conoces, que tanto quieres, el eje de tu mundo cercado por unas vallas que, al fin, quizá no te atrevas a traspasar.

Lectura ligera, breve, veraniega, pues en verano se recogen bayas, el jardín florece y las pasiones estallan.

siempre hemos vivido en el castilloEditorial Minúscula
Posfacio de Joyce Carol Oates

Traducción del inglés de Paula Kuffer
Tour de force, 3
ISBN: 978-84-95587-89-3
Primera edición: 2012
Páginas: 222
Precio con IVA: 18,50 €

Las primeras quince vidas de Harry August

Una obra de Claire North traducida por Jaime Valero Martínez
y editada por Colmena Ediciones.

Sinopsis

Cada vez que Harry muere, vuelve a nacer justo en el mismo lugar y la misma fecha, como un niño con todo el conocimiento de una vida que ha vivido ya doce veces antes. No importa lo que haga o las decisiones que tome, al morir Harry siempre vuelve a donde todo comenzó.
Hasta ahora.
Mientras Harry se acerca al fin de su undécima vida, una niña pequeña se acerca al borde de su cama. «Por poco no llego a tiempo, doctor August», dice. «Necesito enviar al pasado un mensaje con usted. Ha ido pasando de niño a adulto, de niño a adulto, mil años hacia atrás en el tiempo. El mensaje es que el mundo se acaba, y no podemos prevenirlo. Ahora es su turno».
Esta es la historia de lo que Harry August hace a continuación (y lo que hizo antes). De cómo tratará de salvar un pasado que no puede cambiar de un futuro que no puede permitir.

Cuaderno de bitácora

Las secciones de Cuaderno de bitácora contienen destripamientos.

Nueva modalidad de entrada, inspirada en la idea de Take Shelter Book y vista en el blog de Readings in the NorthHe ido anotando pensamientos e impresiones cada 100 páginas, más o menos, y este es el resultado de la lectura de Las primeras quince vidas de Harry August.

    ♦ Los capítulos cortos dan la sensación de que la lectura es bastante veloz. Pero cada capítulo trata sobre un tema distinto o relacionado ligeramente con algo que se había mencionado antes. En algunos casos me sacan de la historia, aunque la brevedad ayuda a que me vuelva a encauzar de nuevo.

    ♦ Menuda mezcla de vidas. A ver, está bien, pero me conozco y me lía más que otra cosa. He tenido que pararme a recapitular el número de vidas y a qué se había dedicado H.A. en cada una de ellas.

    ♦ Me va quedando más claro este aspecto porque se repite bastante. Ya no me lío tanto y he llegado a asimilar las primeras. Menos mal que solo hay quince.

    ♦ Bueno, llegados a este punto, la obra parece tener la siguiente estructura:

BOMBAZO INFORMATIVO  ⇒ Relax [presentación del protagonista] ⇒ Club Cronos [mola] ⇒ Avance progresivo hacia… ¿hacia dónde? ¿Habrá acción, paradojas o se acabará el mundo de verdad?

   ♦ Los lineales tienen tantas vidas como los katch… kalach… bueno, me entendéis aunque no ponga la palabra entera. Pero los lineales no recuerdan. ¿Qué les hace tomar siempre el mismo rumbo, las mismas decisiones? ¿Qué actos, como dicen en Doctor Who, son puntos fijos en la historia, acontecimientos que no se pueden alterar? ¿Quién decide que algo no se puede cambiar y que tiene que pasar en todas las vidas? ¿Qué factores lo determinan? Si voy yo y hago que Belén Estaban no conozca a Jesulín, ¿he alterado un acto inalterable? Esa mujer, por mucho que nos pese, ha influido en la vida de miles (¿millones?) de personas. Es obvio que no es una figura de la magnitud de Hitler y su desaparición de la historia tendrá un efecto menor, pero ¿efectos irreversibles o no?

    ♦ Harry ya tiene una misión. POR FIN.

¿Cuál es mi propósito?
O bien cambiar un mundo —muchos, muchos mundos, cada uno alterado por las elecciones que hago a lo largo de mi vida, pues todo acto tiene una consecuencia, y en cada amor y en cada pena siempre hay un rastro de verdad— o no hacer nada en absoluto.
[pág. 200]

    ♦ Las conversaciones entre Vincent y Harry me aburren soberanamente.

   ♦ ¿Sabréis lo que habría molado? Ver todo eso del «recuerdo-pero-me-hago-el-tonto» de Harry desde el punto de vista de Vincent. Es decir, el lector también se lo creería, igual que Vincent, y el final podría haber sido más espectacular. Pero con lo aburrido que es Vincent, cualquiera sigue leyendo eso. De verdad, no he visto a un villano (villano aprox.) tan aburrido.

    ♦ Harry, cariño, me caes bien, pero eso de… «Ay, Vincent, te odio porque has querido borrarme la memoria dos veces, me has torturado y me has convertido en tu perrito faldero, así que adiós muy buenas». ¿Y todos los kalach… muertos, qué? El primer párrafo de la página 518… En fin.

    ♦ No me ha entusiasmado el final. Ya se veía venir… Un poco más de tensión habría estado bien, pero sin llegar a algo demasiado apoteósico.

En resumidas cuentas…

La estructura (capítulos cortos, alternancia de temas y vidas) ha terminado por gustarme. Era coherente y le ha dado un toque especial a la narración. Entre los personajes, el protagonista destaca sin ningún problema por encima del resto; no es el típico héroe todopoderoso, por muy buena memoria que tenga, y el toque de humanidad presente en todas sus vidas ha sido de mi agrado. Eso sí, su enemigo a ratos, Vincent, me ha parecido una figura insulsa. No es que le falte pasión, pero me habría gustado ver más esa vena malvada que él dice que no tiene pero que todos queremos que tenga.

Me decidí a leerlo por las paradojas temporales que presenta su argumento; al final, no obstante, no es el tema central de la obra, pero sí que hace que el lector se detenga a pensar detenidamente sobre ellas y a plantearse las consecuencias de un acto en concreto (¿habéis leído la disertación que he hecho antes sobre Belén Esteban? Pues eso). Es una lectura entretenida, llena de apuntes históricos, científicos e incluso filosóficos y morales (pero no por ello es aburrida; de verdad, aquí el único soso es Vincent).

Sé que no me ha entusiasmado tanto como a otra gente, así que tengo ganas de contrastar opiniones en el Spoiler Club de este mes.

Veredicto final: 3,5 según los parámetros de Goodreads, que son sobre 5.

¡Que levante la mano quien la haya leído! ¿Qué opináis?

Reseñas fugaces de abril

Abril ha sido un mes caótico, más o menos como todo lo que llevamos de 2016. Con un total de seis lecturas y dos reseñas publicadas, queda claro que tengo un problema con las reseñas pendientes. Intentaré paliar este problema a lo largo del mes de mayo mediante la publicación de más reseñas fugaces. Es decir, reseñas que tengan la mitad de extensión de las que suelo publicar (que rondan las mil palabras).

Esto de contar palabras es cosa de traductores. Deformación profesional. Ya veréis el resultado, hoy o mañana, en la reseña fugaz de Habibi. Mientras tanto, os dejo con mis lecturas de abril.

Lecturas abril 2016

Reseñas

Ensayo sobre la ceguerade José Saramago. Traducción de Basilio Losada. Alfaguara.
Podéis leer la reseña en esta entrada.

Bioko, de Marc Pastor, editado por Planeta.
Lo reseñé junto a La mala mujer, del mismo autor, y podéis leerla aquí.

Reseñas fugaces

La cosecha de Samhein
José Antonio Cotrina
Alfaguara

Me enganchó desde el primer momento. Niños en un mundo muy peligroso. Su objetivo no es otro que sobrevivir un año para salvar así Rocavarancolia. Múltiples peligros acechan. Gente que observa atentamente sus logros y fracasos. Podría sonar a algo muy parecido a Los juegos del hambre, pero no lo es, ni por asomo.

Doce niños llenos de personalidad, una ciudad por descubrir y sorpresas detrás de cada esquina. La cosecha de Samhein te dejará con ganas de más, no en vano es una trilogía y este es el primer volumen no autoconclusivo.

Aprendiz de asesino
Robin Hobb
Traducción de Manuel de los Reyes
Edición DeBolsillo

Sin lugar a dudas, Robin Hobb ha sido el descubrimiento del año y que Aprendiz de asesino es una de las mejores lecturas de fantasía de mi vida. No estamos hablando de fantasía épica con magia por doquier y animales a cada cual más extraño. Lo que Hobb nos presenta es una narración reposada, llena de detalles, personajes y lugares que van calando en nosotros hasta atraparnos y hacernos sentir que es la historia de un amigo. Para mí, es de esos libros que sigues abrazando aun horas después de terminarlos.

Jane Eyre
Charlotte Brontë
Traducción de E. Vergara
Círculo de Lectores

Ya era hora de que les diera otra oportunidad a las hermanas Brontë. Y menuda alegría la mía. No exagero cuando digo que me duró dos días y que me fascinó sobremanera. Quiero leer más de Charlotte, pillar Villette por banda y no soltarla nunca más.

Me quedo con el personaje de Jane y su valor a la hora de enfrentarse a tantas decisiones peliagudas. La obra está narrada en primera persona, y con eso solo aumenta la sensación de que Jane nos cuenta su historia en la intimidad de una gran amistad. La diferencia entre épocas y formas de pensar se puede notar sobre todo en la importancia que se da a ciertos temas, como el de la religión (menudos soliloquios suelta la pequeña Helen Burns), pero es una manera de descubrir cómo era esa sociedad.

De Jane Eyre hay mil y una reseñas y opiniones; la mía, ya está dicha. Os recomiendo, además, esta entrada de Beleth sobre las traducciones de la obra más famosa de Charlotte Brontë y este artículo de Ángeles Caso sobre la vida de las tres hermanas.

Ms. Marvel
G. Willow Wilson y Adrian Alphona
Traducción de Santiago García
Panini

Cómic entretenido sin más. Kamala es una adolescente musulmana con una familia bastante protectora y una sociedad llena de superhéroes. Tras volver de su primera fiesta, se le conceden todos sus deseos: tiene poderes, igual como su heroína favorita, Ms. Marvel. Pero Kamala quiere conservar su propia identidad, incluso cuando se pone la máscara. Y así es como nace la nueva Ms. Marvel, que no tardará en meterse en problemas con alguien que la supera en edad, experiencia y poder.

Con la aparición estelar de Lobezno y un puñado de Vengadores más, la historia empezaba a ponerse interesante justo cuando se acaba el volumen. Pero la cosa promete bastante. Eso sí, no he acabado de congeniar con Kamala, a pesar de sus muchos problemas típicos de adolescente (que si no me dejan salir, que si me castigan, que si estoy en la edad del pavo…).

Además, a mediados de mes me vino la inspiración y publiqué una entrada sobre literatura fantástica de viajesun subgénero muy común, a la par que peculiar, en el vasto mundo fantástico.

¿Habéis leído alguna de estas obras? ¿Cuáles han sido vuestras lecturas durante el mes de abril?

Reseñas fugaces de marzo

En marzo (fallas que arderán, primavera que la sangre altera) leí diez libros, superé una sequía lectora y reseñé cuatro. Los elegidos fueron…

  • La verdad, de Terry Pratchett. Traducción de Javier Calvo.
  • El expreso de Tokio, de Seicho Matsumoto. Traducción de Marina Bornas.
  • Coraline, de Neil Gaiman. Traducción de Raquel Vázquez Ramil (reseña).
  • La momia, de Anne Rice. Traducción de Luis Soldevila Ribelles.
  • Marianela, de Benito Pérez Galdós
  • The princess bride, de William Goldman.
  • El fin de la eternidad, de Isaac Asimov. Traducción de Fritz Sengespeck (reseña para Otium).
  • The most magnificent thing, de Ahsley Spires.
  • The night the stars went out, de Suz Hugues.
  • Do not bring your dragon to the library, de Julie Gassman.

Estos tres últimos los tenéis reseñados en Three books for children with a lot of imaginationSon libritos en inglés con dragones, aliens y perros, perfectos para niños que no paran de imaginar historias.

Así que me quedan 5 libros por reseñar. ¡Empecemos!

-Collage

La verdad
Terry Pratchett

Traducción de Javier Calvo
Edición de DeBolsillo

En esta vigesimoquinta novela del Mundodisco, Terry Pratchett relata cómo se inventó el periodismo en Ankh-Morpork. Aunque no pertenece a ninguna de las grandes sagas (magos, brujas, guardias, Muerte), veremos apariciones estelares de esos grandes conocidos nuestros: el cabo Nobby Nobbs, Colon, Sam Vimes, Zanahoria, Vetinari (que ojalá hubiera aparecido más)… Pero el protagonista es William De Worde, un exnoble que prefiere vivir honradamente a partir de un trabajo estable y no de las rentas de su padre. Por casualidades de la vida, de repente se ve al mando del primer periódico de Ankh-Morpork, que será el centro de muchas intrigas políticas y sociales.

En Night Watch, novela posterior a esta, ya tuve la ocasión de leer un poco sobre The Ankh-Morpork Times. La verdad no será una de mis preferidas del Mundodisco, porque al principio el protagonista me parecía bastante soso (de eso que decimos que tiene horchata en las venas). Al final, sin embargo, sacó la cazalla y me hizo cambiar de opinión. Además, ¡aparecía mi querido Vimes! Aunque era un Vimes visto desde una perspectiva distinta. Acostumbrada a ver de cerca al capitán en la saga de las guardias, aquí me resultó curioso cómo el narrador muestra la opinión que tiene De Worde del capitán. Los lectores conocemos qué pasa por la mente de Sam Vimes, cómo actúa y cuáles son sus objetivos, pero el resto de Ankh-Morpork solo ve un hombre duro de roer y que aplica sus propias leyes.

20160303_163156

Instrucciones de uso para leer La verdad: la parodia de los orígenes del periodismo moderno puede provocar ganas de conocer más acerca de la historia real y de crear titulares propios.

El expreso de Tokio
Seicho Matsumoto

Traducción de Marina Bornas
Edición de Libros del Asteroide

A principios de año iba yo buscando recomendaciones de literatura japonesa. Vi una reseña de El expreso de Tokio en El peso del aire y me llamó mucho la atención que fuera policíaca. Me gustaron dos cosas de esta obra. La primera es que refleja la cultura japonesa de mediados del siglo XX: el trato entre personas de distinta clase social y género, cómo es la vida cotidiana o la relaciones de pareja. Todo esto es secundario, pues la obra se centra en la investigación de unas muertes muy curiosas, hecho número dos que me gustó. Conoceremos las indagaciones que van haciendo los investigadores sobre el suicidio de una pareja. El autor no nos oculta nada, ni las pistas que se descubren ni el razonamiento de los policías. Así, el lector tiene a su alcance los elementos necesarios para resolver el por qué de esas muertes. Y eso, para mí, siempre es un punto a favor.

Cómo tomar El expreso de Tokio: con un mapa de Japón al lado, una libreta para ir apuntando las pistas (y los horarios de los trenes) y un ánimo introspectivo e investigador.

Marianela
Benito Pérez Galdós

Alianza editorial

Ay, la Nela, lo que me hizo sufrir. Esta novelita de apenas 250 páginas destaca por sus personajes bien caracterizados, las descripciones llenas de vida y una protagonista tan desdichada que es imposible no desear un final feliz. Me gustó que el paisaje fuera minero (tierra dura, ambiente lleno de polvo, fatiga, personas hoscas) y no la típica llanura bucólica poblada de campesinos.

No es una novela aburrida, aunque ciertos pasajes se puedan hacer pesados por las reflexiones sobre los temas candentes en la época. Me encantaron los títulos de los capítulos: te condicionaban para pensar una cosa, pero resulta que luego podía pasar otra totalmente distinta.

Aquí podéis leer las reseñas que han hecho otros miembros del club Pickwick.

Precauciones a la hora de leer Marianela: despacio, con calma, saboreando la prosa de Galdós y los sentimientos que la narración nos provoca. Coja pañuelos.

The princess bride
William Goldman

Bloomsbury Publishing

Este libro lo comentamos en el club de lectura de fantasía y ciencia ficción de la Casa del Libro hace poco. Me resultó curioso que muchos coincidieran en que la historia de amor entre los dos protagonistas, Westley y Buttercup, fuera absurda y simplona, al igual que las personalidades de los dos enamorados.

Pero creo que nadie pensó que, si era absurda, es porque en realidad se trata de una parodia del típico cuento de hadas. Chico fuerte y valeroso salva a chica hermosa. Se enamoran perdidamente sin saber nada el uno del otro. Punto. En The princess bride ocurre lo mismo. Westley es el hombre perfecto:inteligente, fuerte, buen espadachín, inmune contra el veneno más fuerte… Buttercup se encuentra entre las mujeres más hermosas del mundo, pero es terca y un poco simple, para qué nos vamos a engañar. La historia de amor es bonita, y ahí se queda. Porque no se puede decir mucho más de una historia de amor cuyo principal fundamento es el amor (y digo yo, al cabo de unos años, ¿en qué se sustenta el amor?). La gracia y el valor de la obra residen en los secundarios, Fezzik e Íñigo Montoya, en las aventuras que corren unos y otros y en la originalidad de la narración. Goldman ha aprovechado el tópico del manuscrito encontrado. Afirma que ese libro, escrito por un tal Morgenstern, existe, y que él simplemente le ha ahorrado al lector las partes más aburridas sobre la historia y las costumbres de Florin (país ficticio). Hay incisos del propio (supuesto) Morgenstern y de Goldman, en calidad de editor. Y te ríes, aunque puedan ser un tanto pesados en ocasiones (he aquí lo que os decía hace poco).

Si vas buscando una historia de amor como la que vemos en la película, coge otro libro. Aquí no hay nada de eso. Hay sátira, ironía y unos personajes secundarios que valen su peso en oro. Para mí, Westley y Buttercup ya se pueden ir buscando un consejero matrimonial.

Precauciones a la hora de tomar The princess bride: déjese de cuentos de hadas y de historias de amor perfectas y vaya a buscar su espada.

La momia
Anne Rice

Traducción de Luis Soldevila Ribelles
Ediciones B

Hace tiempo que quería leer algo de Anne Rice, por mera curiosidad. Fue un éxito de ventas y a día de hoy se siguen vendiendo novelas suyas. Pero como no me gustan nada los vampiros (ni los clásicos ni los nuevos), me decanté por La momia, que ha resultado ser la segunda deslectura del año.

No me esperaba una gran obra, ni mucho menos, pero lo que peor me supo es que se podrían haber aprovechado un montón de temas que salieron y que ahí se quedaron, como meros espectadores de una trama romanticoide llena de sinsentidos. Vamos, que la historia prometía y al final se quedó en nada: una momia resucita, se convierte en el tío más sexy del planeta y se enamora de una chica.

Os pongo un ejemplo de lo que podría haber sido y no fue:

  • Maldición: se supone que la tumba de Ramsés está maldita. De hecho, muere una persona, y podríamos pensar que la maldición es verdadera, PERO NO.
  • Choque entre culturas: estamos a principios del siglo XX. Los británicos siguen en Egipto como colonizadores. Es una buena oportunidad para mostrar cómo es la convivencia entre invasor e invadidos, o para reflexionar sobre esa cultura subyugada, víctima de los saqueadores de tesoros, por ejemplo. Pero NO PASARÁ.
  • Choque entre leguas. Más de lo mismo. Todo el mundo parece hablar un inglés perfecto. Incluso Ramsés, que se ha pasado más de dos milenios durmiendo, aprende inglés ENSEGUIDA.
  • Choque temporal. Nada, nada. Pronto se acostumbra Ramsés al nuevo mundo y todo le parece interesante.
  • La inmortalidad. Bueno, vale, esta la acepto. Se aprovecha más o menos bien.
  • Escenas de sexo. LO PEOR. Dos personajes están en plena faena y de repente la chica suelta: «Derriba la puerta, la puerta de mi virginidad. Ábrela. Soy tuya para siempre». Muy creíble todo.
  • ¿Miedo? ¿Dónde? Lo que más miedo daba era el sopor que amenazaba con apoderarse de mí cada dos por tres.

Mi reseña en Goodreads obtuvo una estrellita, y porque había que poner algo. Como esta es solo mi humilde opinión, os dejo la reseña de Un rincón para soñar, a quien sí que le ha gustado La momia.

El fin de la eternidad
Isaac Asimov

Traducción de Fritz Sengespeck
Ediciones Orbis

¿Conocéis el caso de alguna novela que parecía normal y, de repente, en las últimas páginas, pasa algo que hace que se convierta en una genialidad? Si no os viene a la mente ninguna, leed El fin de la eternidad. Poco hablaré de esta ahora mismo, porque en Otium saldrá pronto una reseña mía sobre esta obra de Isaac Asimov.

Pero un consejo: leedla, leedla aunque os parezca que el protagonista tiene crisis paranoicas injustificadas o aunque al principio os perdáis un poco (un poco, ¡solo un poco!, luego os sentiréis en la Eternidad como un eterno más) con ese universo tan genial (recalco: genialísimo) de viajes en el tiempo, cambios de realidades, intrigas y misterios y traiciones y muchas cosas más.

Modificación: aquí tenéis la reseña para la revista Otium.

Cómo tomar El fin de la eternidad: en dosis altas y muy frecuentes.

Y hasta aquí las reseñas fugaces del mes de febrero. ¿Habéis leído alguna? De esta lista, ¿tenéis alguna pendiente? ¡Contádmelo más abajo!

[Reseña] Cuentos de hadas. O algo así.

En febrero me hice con algunos tomos de Fábulas, escritos por Bill Willingham y traducidos por Guillermo Ruiz Carrera. Como se puede deducir del título, la historia gira en torno a personajes sacados de cuentos clásicos, o fábulas, que viven en nuestro mundo moderno, algo que me ha recordado, aunque en sentido contrario, a una serie de televisión: El décimo reino.
Sigue leyendo “[Reseña] Cuentos de hadas. O algo así.”