Mujeres y maravillas: un prólogo

Mujeres y maravillas es una pequeña antología de relatos de ciencia ficción escrita exclusivamente por mujeres. La editora, Pamela Sargent, escritora de cifi también, quiso demostrar que las mujeres contribuimos a este género literario en el que dominan, más de lo normal, los hombres. Las razones de esta predominancia se analizan en el extenso y detallado prólogo que antecede a los 13 relatos. Pamela traza asimismo un pequeño recorrido de los orígenes y del desarrollo de la ciencia ficción desde el siglo XIX hasta su actualidad (en 1974 se publicó la antología, por lo que aún quedaría mucha historia por contar).

La edición en español data de 1977 y cuenta con Manuela Díez como traductora. De hecho, el único hombre que ha colaborado en esta antología es Carlo Frabetti, quien se excusa rápidamente para dejar paso a lo que de verdad importa: las mujeres. Toma la palabra Pamela, como ya he dicho, en el extenso prólogo del cual se podría subrayar hasta el último punto. Y es que, nada más empezar, el problema salta a la vista: hay muchísimas mujeres que escriben ciencia ficción desde hace décadas. Entonces ¿por qué no he oído hablar de ellas? Sigue leyendo “Mujeres y maravillas: un prólogo”

Adopta una autora

Hace unas semanas puse por Twitter un mensaje un tanto críptico con la intención de reclutar gente que estuviera dispuesta a colaborar con un proyecto relacionado con las iniciativas que han surgido en los últimos meses, como el blog La Nave Invisible o #LeoAutoras. El tuit tuvo bastante difusión, a pesar de la poca información que daba, y me escribió mucha gente interesada en colaborar.

adopta

De una idea sencilla tuve que desarrollar unas bases y empezar a organizarme a base de bien debido a la gran cantidad de personas que se apuntaron incluso sin saber a qué se debía tanto misterio. No tardamos en desvelar de qué iba todo esto, gracias a esta entrada de la escritora Felicidad Martínez, y entonces sí que la armamos bien: «Adopta una autora» ha alcanzado ya las tres cifras en participantes. Sigue leyendo “Adopta una autora”

Conclusiones de #LeoAutorasOct

Octubre terminó y con él, #LeoAutorasOct. Tras una gran acogida, la iniciativa regresará el año que viene con ánimos renovados. En esta entrada reflexiono sobre cuestiones que han surgido este mes. Para saber más sobre lo que he leído, aquí tenéis todas las reseñas.

#LeoAutorasOct surgió de improvisto en agosto, gracias a una charla entre Isa, Readings in the Noth, Marbaden, Doña Sierpe y Cathurya,  y durante las semanas siguientes la noticia se fue propagando hasta alcanzar rincones remotos de las redes sociales. Lectores de este lado del mundo y del otro, librerías grandes y pequeñas, páginas web de difusión literaria y editoriales de géneros diversos se unieron a esta iniciativa para ayudar a recomendar obras escritas por mujeres y dar más visibilidad a autoras conocidas y desconocidas. Sigue leyendo “Conclusiones de #LeoAutorasOct”

De las mujeres a las que leeré en octubre

Esta es una entrada improvisada y escrita un poco con prisas porque 1) no tengo tiempo entre maratón y trabajo, y 2) acaba de surgir una conversación en Twitter muy interesante. Nos hemos puesto a contar las lecturas que llevamos este año y nos hemos dado cuenta de que el porcentaje de hombres es bastante más elevado que el de mujeres. Y eso vamos a solucionarlo en octubre.

La conversación está ocurriendo mientras escribo estas palabras. Isa-Janis, Readings in the North, Bosque de Marbaden, Doña Sierpe, Omaira… Buscadlas en Twitter, leed sus blogs y reclamadles las listas de las mujeres que leerán durante el mes de octubre.

Sí: octubre es el mes de la mujer por estos lares. Solo leeremos libros escritos por mujeres. Leeremos todo lo que podamos para hacer que nuestros respectivos porcentajes lectores sean más igualados.

Y cómo no, se puede apuntar quien quiera, en octubre o en el mes que desee, y comentarlo con el hashtag #LeoAutorasOct.

leoautorasoct

Lo que sigue es la lista de escritoras que tengo en la pila. No pretendo leerme todas estas obras, solo son una muestra por si alguien quiere ideas.

♦ Reinas malditas, de Cristina Morató.
♦ 84, Charing Cross Road, de Helene Hanff.
♦ Sombra y hueso, de Leigh Bardugo.

♦ Una mujer en la guerra de España, de Carlota O’Neil.
 El libro de las fantasías eróticas, de Gloria T. Dauden.
♦ La inquilina de Wildfell Hall, de Anne Brontë (reseña aquí).
 El año de Gracia, de Cristina Fernández Cubas.
♦ Alias Grace, El asesino ciego y Oryx y Crake, de Margaret Atwood.
♦ Reina de trovadores, de Tanja Kinkel.
♦ The Long Way to a Small Angry Planet, de Becky Chambers.
♦ El jinete de dragón, de Cornelia Funke.
♦ Los cien mil reinos, de N.K. Jemisin.
♦ El mago de papel, de Charlie N. Holmberg.
 Magia para lectores, de Kelly Link.
 A natural History of Dragons, de Marie Brennan.
♦ Jonathan Strange and Mr Norrell, de Susanna Clarke.
♦ El descubrimiento de las brujas, de Deborah Harkness.
♦ Planeta de exilio, de Ursula K Le Guin.
♦ La abadía de Northanger, Sentido y sensibilidad Emma, de Jane Austen.
♦ Paladín, de C.J. Cherryh.
 Una habitación propia, de Virginia Woolf.
♦ Cranford, de Elizabeth Gaskell.
♦ Detrás de la máscara, de Louisa May Alcott.
♦ Mujeres y maravillas, de diversas autoras.
♦ Las Tierras Blancas, de Ana González Duque.
♦ El vivo,  de Anna Starobinets.
♦ Brokeback Mountain, de Annie Proulx (leído en el #maratónbreve, reseña aquí).
♦ Neimhain, de Aranzazu Serrano.
La niña que recorrió Tierra Fantástica en un barco hecho por ella misma, de Catherynne M. Valente.
♦ El castillo ambulante, de Diana Wynne Jones (reseña aquí).
♦ Hijos del clan rojo, de Elia Barceló.
♦ Estación Once, de Emily St. John Mandel.
St. Lucy’s Home for Girls Raised by Wolves, Karen Russell.
♦ City of Darkness, de Marge Piercy.
♦ Amanecer, de Octavia Butler. (reseña aquí).
♦ Seraphina, de Rachel Hartman.
♦ Las naves de la magia The Golden Fool, de Robin Hobb.
♦ Dictadoras, de Rosa Montero.
♦ La maldición de Hill House, de Shirley Jackson.
♦ Hijos del dios tuerto, de Virginia Pérez de la Puente.
♦ Teoría King Kong, de Virginie Despentes.
♦ La orden de Santa Ceclina, de Susana Vallejo (reseña aquí).
♦  Pioneros, de Willa Cather.
♦  Entre extraños, de Jo Walton.
♦ Cumbres borrascosas, de Emily Brontë.

En naranja tenéis los libros que es más probable que me lea… Aunque la cosa puede cambiar. En verde tenéis los libros que ya me he leído. Y como veo que no me va a dar tiempo a leer todo lo que quiero en solo un mes, empezaré antes.

Además, como bien apuntaba Mangrii en su entrada, no solo se trata de leer, sino de difundir y mantener. Así pues, haré reseñas de todo lo que lea durante el #LeoAutorasOct y, a partir de octubre, intentaré alternar lecturas de autores con lecturas de autoras, para adquirir la costumbre de leer tantos a unas como a otros por igual y que esto quede también reflejado en el blog. Para el 2017 espero que los porcentajes se igualen y lea la misma cantidad de escritores y escritoras.

Y como extra, aquí tenéis a unas cuantas autoras más:

Madeleine L’Engle (Una arruga en el tiempo), Anne McCaffrey (El vuelo del dragón), Joanna Russ, James Tiptree Jr. (seudónimo), Juliet Marillier, Kameron Hurley, Erika Johansen, Zen Cho, Pilar Pedraza, Mercè Rodoreda, Barbara Pym (Jane y Prudence), Josephine Tey (La señorita Pym dispone), Ann Leckie, Siri Hustvedt, Penelope Fitzgerald, Chimamanda Ngozi (Todos deberíamos ser feministas).

Si andáis buscando recomendaciones de fantasía, ciencia ficción y terror, echadle un vistazo a la página de La nave invisible, donde encontraréis reseñas, entrevistas, fichas y muchísima más información sobre autoras de estos géneros.

la-nave-invisible-fabulas-estelares

¿Subís a bordo? 😉

Seis meses de fábula

Resumen de la primera mitad del año, repaso de los retos en curso, planes para los seis meses que quedan y una lista escalofriante de lecturas pendientes

Julio es el mes de pararse a pensar cómo van las lecturas, los retos, las reseñas y los planes malvados que una se hace mentalmente y nunca los cumple. Que esta entrada sirva como testigo de lo que ya he hecho y lo que me queda por hacer en este nuestro blog, que lleva abierto una friolera de… ¡Seis meses! Sí, damas y caballeros, Fábulas estelares cumple medio año y la mejor forma de celebrarlo es hacer un balance de lo que ha sido y de lo que se espera que sea.

Balance del pasado

Entre reseñas, tochas y fugaces, Fábulas estelares ha acumulado durante estos seis meses de actividad un total de 37 reseñas. ¡Casi nada! Además, como anuncié hace unos días, he empezado a colaborar con editoriales. La primera colaboración ha sido, nada más y nada menos, que con Hoja de Lata, una editorial asturiana con un gusto literario excelente y buen ojo para cuidar sus ediciones que hacen las delicias de cualquier lector.

En lo que llevamos de año, el blog ha recibido 2481 visitas y 163 comentarios (*descorcha un champán imaginario*). Ver estas cifras me abruma; quién me iba a decir a mí, una novata en la blogosfera y en el mundo reseñil, que más de mil personas me honrarían con sus visitas. Gracias, gracias a todos los que dedicáis cinco minutos de vuestra vida en leer lo que escribe esta locoadicta a los libros.

Julio - balance

Balance del presente

Hablando de locoadictos a cosas, este año me ha dado por los retos literarios. Mi intención al escribir un blog sobre libros y literatura no era otra que abrir mi mente a nuevas experiencias literarias y diversificar mis lecturas. Así pues, me lié la manta al hombro y me apunté a tres retos: el clásico de Goodreads, otro de viajes por el mundo y uno personal.

Tras seis meses, tengo claro que el año que viene me lo tomaré con más calma, pues ya me estoy viendo con el agua al cuello.

El reto de Goodreads, quizás el más fácil de satisfacer, lo llevo bastante bien: de los 88 libros que me apunté, llevo leídos 59. Aunque hice un par de trampas (hay tres libros infantiles que me leí en una tarde, por ejemplo), creo que lo cumpliré con creces.

En cuanto a mi reto personal, la cosa va regular (18 cumplidos de 38) y, de los que quedan, sé que no leeré alguno de ellos, bien por pereza, bien por falta de tiempo. De todas formas, espero cumplir al menos con tres cuartas partes, pues todavía quedan seis meses por delante.

El último reto al que me apunté, Viajar leyendo, organizado por Readings in the North, es fácil de cumplir, aunque tampoco lo llevo muy al día: de 12 lecturas solo he completado cuatro. Hay que ponerse las pilas.

Por último, pero no menos importante, está el Tochogate 2016. No es un reto en sí, pero bien que me gustaría cumplir con lo que me propuse. Sin embargo, voy a tener que modificar la entrada para incluir otro tocho que me voy a leer a la de ya porque caí en la tentación al verlo en una librería de Londres (A Brief History of Seven Killings, de Marlon James).

Oh, bueno, a quién pretendo engañar. Me muero de ganas por enseñaros todo lo que me compré en Londres durante mis vacaciones. A la foto me remito.

compras londres

Balance del futuro

Bien, ¿y qué podemos esperar de Fábulas estelares en lo que queda de año?, os preguntaréis. Pues más o menos la misma dinámica que hasta ahora, con la que estoy bastante contenta: reseñas largas y fugaces, recopilación de capturas librescas y retos solo aptos para los lectores más locos. A este respecto, estad atentos al blog durante septiembre, pues os voy a proponer un desafío muy…

rs_500x200-150511134715-tumblr_n4p91soGhq1sep00so8_500

Este verano me esperan unas lecturas jugosas. He intentado hacer una lista de los libros que tengo pendientes y, al terminarla, un escalofrío me ha recorrido la espalda. Me temo que no volveré a hacer un plan malvado como el de hace unos meses (que cumplí, más o menos, aunque no quedé satisfecha del todo), pero sí que intentaré hacer listas de lo que quiero leer, porque si no mi mente se dispersa mucho y cae en la tentación de leer solo libros nuevos, olvidándose entonces de los que llevan meses en la estantería.

Así pues, espero que pronto podáis leer las reseñas de…

  • The Bloody Chamber, de Angela Carter.
  • A Brief History of Seven Killings, de Marlon James (lectura propuesta en The Spoiler Club).
  • El cartero, de Charles Bukowski.
  • Estoy en Puertomarte sin Hilda, de Isaac Asimov (que saldrá reseñada en Otium Magazine).
  • Y, básicamente, todos los que incluí en la lista del Tochogate.

Y hasta aquí los tres balances del verano. Para fin de año, cómo no, habrá otro parecido, en el que espero comunicaros que he hecho el doble de reseñas y que he disfrutado mucho con todos los libros que han caído en mis manos.

Una vez más, mil millones de gracias por ayudar a crecer a Fábulas estelares. Para la que aquí escribe es todo un honor teneros como lectores. Feliz verano. 🙂

P.D.: Si estás leyendo esto y vas al Celsius, que sepas que te envidio, pero espero que te lo pases genial y que, cuando vuelvas, me lo cuentes todo a través de tu blog/canal/Twitter/paloma mensajera.

Literatura fantástica de viajes

Inicio nueva andadura por el blog con esta nueva sección titulada Hablemos. Su finalidad no es tanto recomendar libros o hablar de lo que me han parecido o dejado de parecer. Hablemos pretende establecer un diálogo entre lector y la que aquí escribe, a partir de reflexiones sobre literatura, géneros, editoriales… De cualquier tema que aparezca de repente en mi mente. O en la vuestra.

Esta es la primera entrada de Hablemos y tratará sobre fantasía y viajes. Vamos a dejar las cosas claras para empezar.

La literatura de viajes es un género bastante asentado. Trata de viajes, cómo no, y se puede considerar parte de la narrativa de ficción o de no ficción.

Quotation-MarksPodemos afirmar sin miedo a equivocarnos que el ser humano ha sentido la necesidad de viajar, e igualmente ha sentido la necesidad de dejar constancia de haber realizado el viaje. Cuando estas dos premisas se unen, aparece lo que denominamos Literatura de Viaje. A lo largo de la historia de la humanidad, en todas las épocas, en todos los países y en todas las culturas, se han escrito relatos de viajes. En unos casos eran reales, en otros ficticios, imaginativos o descriptivos, poéticos, fantásticos o novelados.

Soledad Porras Castro, citada en este artículo.

Mapamundi antiguo
Aquí tenéis un blog en el que reseñan libros de este género, por si sentís curiosidad.

La literatura fantástica también es un género muy asentado, aunque sus límites puedan ser confusos en ocasiones:

Quotation-MarksLa ambigüedad se mantiene hasta el final de la aventura: ¿Realidad o sueño? ¿Verdad o ilusión? De este modo nos vemos arrastrados al corazón de lo fantástico. El fantástico ocupa el tiempo de esta incertidumbre. Desde el momento que escogemos una o la otra, abandonamos lo fantástico para entrar en un género vecino, lo extraño o lo maravilloso. El fantástico es la duda experimentada por un ser que sólo conoce las leyes naturales, frente a un acontecimiento aparentemente sobrenatural.

Todorov, citado en Papel en blanco.

¿Qué ocurre cuando combinamos viajes con fantasía?

Viajamos, pero por un mundo distinto al nuestro.

Movidos por un objetivo, una misión o una búsqueda, los protagonistas conducen al lector por todas las maravillas del mundo en el que habitan (o al que han ido a caer por casualidad). El lector recorrerá kilómetros de tierras fabulosas, pobladas de gentes dotadas de poderes mágicos, con rasgos y costumbres distintas a las nuestras, armados con hechizos, pócimas, hachas… Puede parecer un mundo radicalmente distinto al nuestro, pero en ocasiones incluso refleja nuestra sociedad.

No he venido aquí a inventar nada nuevo. En la definición anterior incluyen la fantasía entre los tipos de viajes posibles. Esto es una mera reflexión de lo que, a mi modo de ver, considero que podría llamarse literatura fantástica de viajes.

¿Os pongo ejemplos?

Recorremos el país de las maravillas

La obra de Lewis Carroll, emblemática y llena de criaturas extrañas (y tocadas un poco del ala), relata el viaje de Alicia por un país lleno de maravillas. La misión de esta jovenzuela es regresar a su casa, aunque a ratos parece que no le pone mucho empeño. Alicia es curiosa y su viaje acaba resultando un tanto errático. La llevan de acá para allá, se queda a charlar con estos o con aquellos, curiosea por aquí y por allí…

245px-Alice_par_John_Tenniel_22

El descubrimiento del país de las maravillas es un descubrimiento de sus habitantes y no tanto de la tierra en sí, pero no deja de asombrarnos.

Descubrimos la Fantasía vieja y Fantasía nueva

En La historia interminable hay dos tipos de viaje: en el primero acompañamos a Atreyu en su misión de salvar a la Emperatriz Infantil y, por tanto, al reino de Fantasía. En el segundo viaje, esta vez de la mano de Bastian, redescubrimos ese mismo reino: Fantasía ha cambiado y la misión del protagonista también.

TheNeverendingStory1997Edition

En La historia interminable la misión de ambos protagonistas es evidente, y hacia el final descubrimos que Michael Ende quería guiar al lector en un viaje introspectivo hacia las profundidades de uno mismo.

Y eso de turista, ¿qué es?

En El color de la magia, «turismo» es un concepto desconocido en el Mundodisco. Pero un día aparece Dosflores dispuesto a patearse todo lo largo y ancho del Disco. Lo acompañará Rincewind, qué remedio, y vivirán mil y una aventuras. ¿Tienen alguna misión? Pues al parecer no. El objetivo del viaje es el viaje mismo, el descubrimiento de ese mundo tan particular y de sus gentes, más particulares todavía. Eso puede llevar, en cierto modo, a que el lector se aburra y se pregunte qué sentido tiene todo eso.

Mundodisco
A ver, a mí me encantó, pero sé que hay gente que no ha podido con El color de la magia.

Terry Pratchett concibió esta novela como una parodia de las grandes obras de la literatura fantástica, tan famosas e imitadas, que sentaron las bases de tantas otras cosas y que han recibido el apelativo de novelas de aventuras o de fantasía épica.

Es hora de plantearnos la pregunta del millón:

¿Qué distingue la literatura fantástica de viajes del resto?

Que un personaje viaje del punto A al punto B no es señal de que la obra pertenezca a este subgénero. Ni aunque haya diez desplazamientos. Tiene que haber una voluntad de viajar y de descubrir a medida que se viaja. Es necesario que haya un objetivo en ese viaje, que puede ser una búsqueda, una misión o el viaje en sí. Por tanto, aunque Ursula K. Le Guin haga que Gavilán pise todas y cada una de las islas de Terramar, no se suscribiría a este subgénero.

Y ahí radica la belleza de la literatura fantástica de viajes. El personaje viaja y el lector lo acompaña. La búsqueda puede ser geográfica o interior, hacia el interior de uno mismo. El descubrimiento puede ser fantástico o personal. Y, por supuesto, para rematar toda esa hermosura, no pueden faltar los mapas.

Ahora ha llegado el momento de hablar. ¿Qué os ha parecido esta reflexión? ¿Qué obras incluiríais bajo el epígrafe de «literatura fantástica de viajes»?