La quinta estación, de Nora K. Jemisin

Traducción: David Tejera
Sello Nova, ediciones B

Con casi ocho novelas e innumerables relatos a sus espaldas, Nora K. Jemisin obtuvo el premio Hugo gracias a esta novela que difumina los límites entre la fantasía y la ciencia ficción. La quinta estación narra el último fin de un mundo, el nuestro, donde los seres humanos conviven con razas capaces de mover placas tectónicas, aplacar volcanes y derrumbar montañas.

Bienvenidos a la Quietud.

Print

Tres voces, tres viajes. El de Damaya cuando abandona su pueblo natal e ingresa en el Fulcro para aprender a ser una orogén capaz de controlar la tierra que pisa y capaz de ser controlada; el de Sienita, obligada a emprender una misión aburrida con un superior excéntrico al que no aguanta y que debe dejarla preñada. Y el de Essun, quizás el más difícil de todos, pues va en busca de su marido, para matarlo, mientras el fin del mundo se desata a su alrededor.

Tres mujeres, un mismo poder. El de la orogenia, o la capacidad innata de mover estratos terrestres a voluntad, considerada más una maldición que un don. Un poder denigrado y temido por la sociedad, un poder que salva a esa misma sociedad de morir a consecuencia de los movimientos sísmicos que asolan la Quietud cada día. Un poder controlado, regido por seres espeluznantes, los Guardianes, que someten con crueldad a todo aquel orogén que detectan. Un poder incomprendido, temido, manipulado. Un poder que puede condenar y salvar a la vez la Quietud.

Tres mujeres, un destino. Vivir. Vivir ya sea bajo el yugo del Fulcro, o bajo la locura de un orogén superior que conoce los misterios que se esconden tras los obeliscos. O vivir impulsada por la sed de venganza y por una esperanza vana, casi inexistente, en un mundo herrumbroso que se va a la mierda a cada minuto que pasa.

Tres vidas, dos tipos de voces. La tercera, la que nos es más normal, en un presente doloroso, para narrar las penurias de Damaya y Sienita. Y la segunda, más extraña, más cautivadora, más difícil de superar, que apela a una Essun errática, vengativa, muerta.

Tres razas, un dios. Táticos, orogenes y comepiedras, todos unidos bajo un mismo mandato: la ira del Padre Tierra, que los odia y los castiga sin cesar y sin piedad. Táticos, los humanos de siempre, sin poderes más allá del de sobrevivir a cada nueva ola de destrucción. Orogenes, orogratas para los enemigos, los repudiados, los odiados, que salvan y destruyen por igual. Los comepiedras, una raza misteriosa que vive, se mueve y está compuesta por rocas.

Un cielo, una tierra. Un cielo extraño, lleno de estrellas y obeliscos titilantes, restos de una era pasada, misterios sin resolver. Un cielo lleno y vacío a la vez. Una tierra unida, extraña, hostil, sembrada de muerte y de un pueblo que sabe cómo sobrevivir a todos los envites furiosos. ¿A todos? Puede que este sea el último. Puede que no sobrevivamos.

Dos manos, una novela. Manos que escriben maravillas que atrapan, enganchan, encandilan, duelen. Una novela rota, destripada, de heridas supurantes. Que mueve, que encarna, que sirve de ejemplo. Con subtextos, con personajes bien erigidos, que se derrumban ante el mínimo temblor, que vuelven a alzarse, rabiosos, piedra en mano.

Una autora, una excusa. Nora K. Jemisin, Feria del Libro de Madrid, 3 de junio, firmas. Id, id si podéis, por el óxido.

Anuncios

Reseña de Mind of My Mind, de Octavia Butler

Tras Wild Seed, llega Mind of My Mind, la segunda entrega del cuarteto Patternist, de la norteamericana Octavia Butler, mi escritora del proyecto Adopta una autora. Aunque ya os hablé un poco sobre la organización de esta saga, en este caso es un asunto relevante y nunca viene de más recordarlo.

Wild Seed, el primer libro de la saga, se publicó en 1980, pero tres años antes, en 1977, aparecía Mind of My Mind. Butler fue montando las piezas de este gran puzle que conforma Patternist a lo largo de ocho años, y no por orden de lectura. En primer lugar escribió el último libro que leeríamos si siguiéramos un orden cronológico de los hechos narrados, Patternmaster. Luego escribió Mind of My Mind, como (creo yo, pues aún no he terminado la saga) forma de explicar los orígenes de ese patrón o tapiz telepático. Más adelante escribió Wild Seed, como homenaje a uno de los personajes que aparecen brevemente en Mind of My Mind. Y, por último, tenemos Clay’s Ark, libro que leeré próximamente, aunque por el título ya sé por dónde van los tiros.

Por su parte, Survivor no es una novela que se suela incluir en Patternist, pues Octavia Butler renegó de ella. Se dejó de reeditar y hoy en día es muy difícil de encontrar en librerías a un precio asequible.

En resumidas cuentas:

Wild Seed se publica en 1980.
Mind of My Mind ve la luz en 1977.
Es la segunda obra que publica Octavia Butler.
Clay’s Ark sale en 1984.
Es la última novela en publicarse de esta saga.
En 1978 se publicó Survivor, la novela que Octavia Butler
se negó a seguir reeditando por ser demasiado trekkie.
Patternmaster aparece en 1976.
Es la primera novela de Butler que se publica.

Los libros de esta saga de cuatro se pueden leer de forma independiente. Aunque están estrechamente ligados, cada uno cierra su arco argumentativo y se sitúa en un tiempo distinto al resto. Recomiendo empezar por Wild Seed, eso sí.

¿Y por qué es importante recordar todo esto? Pues porque la calidad y la intensidad que encontré en Wild Seed tardan en aparecer en Mind of My Mind. Es difícil, comprenderéis, reseñar la segunda parte de una saga cuando la inmensa mayoría de vosotros no habéis leído la primera entrega. Pero me propuse reseñar y difundir toda la obra de Octavia Butler, así que no haré una excepción.

resena-mind-of-my-mind-octavia-butler

Mind of My Mind es una novela relativamente corta, como la mayoría de las que tiene Octavia Butler, que no llega a las 300 páginas. De esas 300 páginas, digamos que me pasé las 150 primeras esperando a que pasara algo bueno («bueno» entendido como suceso contrario a un hecho malvado). Aunque Butler es parca en detalles y no se ceba en el dolor, en estas páginas se suceden distintos actos violentos, desde intentos de violaciones hasta palizas. Y es que los latentes, personas que tienen un poder psíquico no desarrollado, acaban subsistiendo en vidas que poco tienen de humanas. Como reciben interferencias emocionales (sobre todo por hechos que son producto del dolor) de otras personas, crecen rodeadas de miedo y locura. Su vida no es fácil y tienen que lidiar a diario con la violencia y los traumas de otras personas.

Doro es el padre de todos ellos. Durante 4 000 años se ha dedicado a criar y seleccionar los mejores ejemplares de su nueva raza de psíquicos. Pero solo centra su milenaria atención en aquellos que serán progenitores de seres que se convertirán en psíquicos de primera. Y uno de ellos es Mary.

La infancia de Mary como hija de una latente no ha sido fácil, pero pronto Doro fija su atención en ella y la pone al cuidado de Emma, un ser centenario que es capaz de adoptar otras formas (que no es otra sino Anyanwu en Wild Seed). Al crecer, Mary descubrirá lo que Doro tiene planeado para ella: un matrimonio concertado con un psíquico activo al que no conoce de nada. Pero antes, Mary deberá superar su transición de latente a psíquica activa y aprender a manejar sus nuevos poderes.

Y hasta aquí puedo leer. Lo que Mary es capaz de hacer (que es mucho y muy maravilloso) y su relación con su nada amigable y recién estrenado marido lo tendréis que descubrir vosotros mismos.

mind-of-my-mind-resena-octavia-carbaes

Mind of My Mind no es una lectura fácil, más por la sordidez de lo que describe que por ser una lectura incómoda que afecta a nuestra visión del mundo. Para eso, os recomiendo más Wild Seed Amanecer, pues se nota que son obra maduras, de las que incomodan. Aun así, Mind of My Mind mejora por momentos, hasta alcanzar un final de esos que te hacen levantar el culo del sofá y dedicar una ovación a la autora. Y es entonces, en las últimas palabras mecanografiadas por Octavia Butler, cuando descubres que todo ha estado hilado desde el principio.

No será su mejor obra, no será la más dura de leer, no será la más profética, no será la más relevante dentro de la bibliografía de Octavia Butler… Pero leñe, sigue siendo mi Octavia, con sus personajes que valen trillones, sus reflexiones sobre lo que significa ser humano, la libertad y la esclavidtud, la vida y el dolor, la maternidad y el rechazo, el racismo y la aceptación, la violencia y el «por el bien de todos»… No sé lo que me depara Clay’s Arkpero lo leeré con ese nudo en el corazón que siempre me acompaña durante las lecturas de Octavia Butler.

Recomendaciones de autoras, vol. 1: Ciencia ficción

El Día del Libro está muy cerca y, como viene siendo habitual por estas fechas, proliferan las listas de libros recomendados, de los que más se venderán, etc., etc. Y, cómo no, en más de una lista la presencia de autoras es nula. Así pues, harta una vez más de esta situación, decidí crear mis propias listas de recomendaciones para el Día del Libro, y el resto del año, con solo autoras. 

En esta primera entrada hablo de libros de ciencia ficción. En las venideras tendréis recomendaciones de fantasía, terror, cómic, feminismo y poesía. He organizado las recomendaciones por palabras clave; si echáis en falta alguna categoría, podéis preguntarme directamente por Twitter o dejarme un comentario. He limitado las recomendaciones a dos por categoría para evitar que la lista sea eterna. Pero siempre podéis pedirme más. Continue reading “Recomendaciones de autoras, vol. 1: Ciencia ficción”

Reseña de 36, de Nieves Delgado

Hace unas semanas me enteré del nacimiento de la Editorial Cerbero, un sello liderado por Israel Alonso y cuyo emblema, el Can Cerbero, es toda una declaración de intenciones. Cada cabeza de este perro literario representa un género fantástico distinto: terror, ciencia ficción y fantasía. El tres es su número: cada tres meses publicarán tres obras cortas de uno de estos tres géneros, además de otras obras de mayor extensión adscritas también a mi triada literaria favorita. Continue reading “Reseña de 36, de Nieves Delgado”

Wild Seed, de Octavia Butler

Entrada para el proyecto Adopta una autora.

Wild Seed es la primera novela de la serie de libros Patternmaster, la más extensa de la escritora estadounidense Octavia Butler. Explicaros de qué va este primer volumen me costará la vida, así que empecemos por las partes más objetivas.

wild-seed-butler-fabulas-estelares

Patternmaster (o Seed to Harvest en el volumen que yo tengo, de la editorial Grand Central Publishing) está compuesta por cuatro libros, aunque en realidad son cinco. Hay dos formas de leerla: bien por la fecha de su publicación, bien por la ordenación que aconsejó Octavia. Como en Seed to Harvest siguieron las indicaciones de la autora, me lancé a devorar Wild Seed, publicado en 1980. Luego le seguirán Mind of My Mind (1977), Clay’s Ark (1984) y la que fue la primera novela que escribió Octavia: Patternmaster (1976). Además, en 1978 se publicó Survivor (que sería el penúltimo, justo después de Clay’s Ark), pero como la autora renegó de él, no se incluye en este volumen ni, de hecho, se reedita ya. No os preocupéis, que de una forma u otra me haré con él y os contaré por qué Octavia la llamaba su «novela trekkie». Continue reading “Wild Seed, de Octavia Butler”

Mujeres y maravillas: un prólogo

Mujeres y maravillas es una antología de relatos de ciencia ficción escrita exclusivamente por mujeres. La editora, Pamela Sargent, escritora de cifi también, quiso demostrar que las mujeres contribuimos a este género literario en el que dominan, más de lo normal, los hombres. Las razones de esta predominancia se analizan en el extenso y detallado prólogo que antecede a los 13 relatos. Sargent traza asimismo un pequeño recorrido de los orígenes y del desarrollo de la ciencia ficción desde el siglo XIX hasta su actualidad (en 1974 se publicó la antología, por lo que aún queda mucha historia por contar).

 

La edición en español data de 1977 y cuenta con Manuela Díez como traductora. De hecho, el único hombre que ha colaborado en esta antología es Carlo Frabetti, quien se excusa rápidamente para dejar paso a lo que de verdad importa: las mujeres. Toma la palabra Sargent, como ya he dicho, en el extenso prólogo del cual se podría subrayar hasta el último punto. Y es que, nada más empezar, el problema salta a la vista: hay muchísimas mujeres que escriben ciencia ficción desde hace décadas. Entonces ¿por qué no he oído hablar de ellas? Continue reading “Mujeres y maravillas: un prólogo”

Octavia Butler: réquiem por la humanidad

Entrada enmarcada dentro del proyecto Adopta una autora.

En 2016 descubrí a una autora que se convertiría de inmediato en una de mis escritoras favoritas de todas las épocas: la norteamericana Octavia Estelle Butler. Desde que leí la trilogía Xenogénesis (la única disponible en español, más un par de relatos sueltos aquí y allá), Octavia no quiere irse de mi mente ni de mi corazón. La he recomendado tanto por las redes sociales que he perdido la cuenta de los lectores que han rebuscado por internet o por librerías polvorientas esos volúmenes que son tan caros de ver. A vosotros: gracias por leerla. Continue reading “Octavia Butler: réquiem por la humanidad”

Reseñas fugaces: tres lecturas de #LeoAutorasOct

Las reseñas fugaces son opiniones breves, ideales para leer en unos minutos. Aquí he recopilado tres obras totalmente distintas entre ellas, pero con un denominador en común: todas las he leído siguiendo la iniciativa #LeoAutorasOct (si aún no sabéis lo que es, pinchad aquí). Tres libros escritos por mujeres que se encuadran en tres géneros literarios radicalmente distintos: la novela epistolar, la ciencia ficción y el relato de aventuras.

Si seguís leyendo, descubriréis a tres grandes autoras. Continue reading “Reseñas fugaces: tres lecturas de #LeoAutorasOct”

Amanecer, de Octavia Butler

Traducción de Luis Vigil
Editorial Ultramar

Amanecer empieza con un despertar. Pero no es un despertar cualquiera. Es el Despertar de Lilith. Ya ha tenido otros Despertares, pero este será el último, aunque eso ella aún no lo sabe.

En cada Despertar, siempre lo mismo. Está sola en una habitación sin ventanas y con poco mobiliario. A veces no hay baño, aunque últimamente sí que dispone de uno. Le dan de comer una cosa insulsa que no se parece a nada que haya comido antes. Una vez tuvo compañía: un niño que no era suyo. Duró poco. También hay interrogatorios, muchos, y nada de ropa. Hasta ahora.

En este último Despertar, Lilith tiene ropa y no está sola. Una figura que permanece oculta entre las sombras le dice que, hasta que no acepte su existencia y se sienta cómoda tocándolo, no podrá salir de la habitación. Lilith tiene miedo, pánico. Casi prefiere volver a estar sola, volver a dormir.

Porque esa figura es un oankali, un extraterrestre con muchos tentáculos, cual hijo de la mismísima Medusa. Habla su idioma, aunque no es su lengua materna. Y la conoce demasiado bien. No tiene ojos, ni boca, ni orejas. Solo tentáculos repugnantes que captan cada sonido y cada movimiento que ella hace. Continue reading “Amanecer, de Octavia Butler”

Cómo pilotar una nave espacial

Bandinnelli
Editorial Amarante

Le tengo un cariño especial a esta novela, por su autor, Bandinnelli, majo como él solo. Nos «conocimos» gracias a la Fundación Asimov, donde los dos reseñamos libros de ciencia ficción. Y mira tú por donde, Bandinnelli había escrito una novela de este género. Como por Valencia no pude encontrar su libro y él me aseguró que en la Feria del Libro de Madrid habría sí o sí, allá que me fui, con la esperanza de comprarlo, leerlo y que me lo dedicara.

Los dos primeros pasos ya los he cumplido; para el tercero, tendríamos que coincidir en el mismo punto espaciotemporal. Mientras espero a que esto ocurra, vamos al meollo de la cuestión: reseña de Cómo pilotar una nave espacial, un libro que no te enseñará a pilotar naves espaciales, pero con el que te lo pasarás de puta madre.

¿Eso cuenta como pareado? ¿Sí? Bien, seguimos. Continue reading “Cómo pilotar una nave espacial”