Dos por uno en reseñas: Bioko y La mala mujer

Con el lío que llevo últimamente (que si trabajo, que si prácticas, que si evento por aquí, evento por allá…) voy atrasada con la publicación de reseñas. Tengo dos pendientes, y una la dejaré más adelante, porque es una trilogía y me querría reseñar los tres juntos. Así que solo me queda por reseñar una obra. Que en realidad son dos, del mismo autor: La mala mujer Bioko, de Marc Pastor.

Estas dos obras están protagonizadas por el mismo personaje: Moisès Corvo, policía barcelonés y exmilitar en las colonias españolas de África. Ahora bien, aunque La mala mujer se publicó antes (2008) que Bioko (2013), la primera se sitúa después que la segunda. Me explico: en Bioko conocemos al joven Moisès Corvo,  y en La mala mujer, Corvo ya es un hombre hecho y derecho que se dedica a investigar crímenes en la capital catalana.

A mí me regalaron primero Bioko, pero como vi en Goodreads que era el segundo, me fui de cabeza a buscar su predecesora. Y esto fue todo lo que me pasó con…

La mala mujer
RBA
Traducción de Juan Carlos Gentile Vitale

Barcelona, principios del siglo XX. Reina la perversión, la pobreza, la mala vida, la suciedad, los sinvergüenzas. Moisès Corvo es uno de ellos, aunque se haga llamar policía. Y como tal, aunque en realidad no esté cumpliendo órdenes, decide investigar una serie de crímenes y desapariciones cuyo objetivo parecen ser los hijos de los más desamparados.

Basada en un caso real, La mala mujer refleja a la perfección esa Barcelona sucia. De hecho, fue lo que más me gustó de la obra en general, sin olvidarme, por supuesto, de ese narrador tan especial como es la Muerte en guadaña y hueso; ni de esos personajes que de tan sólidos y depravados parecen salir de la página para quitarnos todos los cuartos; ni de ese ritmo que te engancha en la primera página y que no te suelta hasta que te das contra una pared por ir leyendo en todo momento.

No hay, aunque en la contraportada afirme lo contrario, ningún elemento terrorífico que evite su lectura por la noche. Es una novela negra, de principio a fin, cruda y con ligeros toques de irrealidad sobrenatural. La muerte, por ejemplo, no solo le relata al lector los acontecimientos que rodean dichos crímenes, sino que también habla con distintos personajes para que tengamos un conocimiento extenso de lo que está pasando. Me habría  gustado ver un poco más ese lado macabro (sí, más aún) inherente de la parca, pero es un narrador excepcional.

Vamos a por el siguiente.

Bioko
Editorial Planeta
Traducción de Josep Escarré Reig
Ilustraciones de Oriol Malet

¿Recordáis todo lo que he alabado de La mala mujer? La ambientación, los personajes, el narrador, el ritmo… Bien, pues casi todo eso no está en Bioko. Yo venía con unos estándares muy altos después de leer la primera obra y me decepcionó un tanto no encontrarlos en la segunda. Me explico:

A Moisès Corvo lo condenan a una muerte casi segura en Bioko, nombre de la novela y de una isla africana conocida como Fernando Poo, colonia española a finales del siglo XIX. La tensión entre españoles, ingleses y nativos es más que palpable. Cualquier cosa, por nimia que fuera, podría encender la mecha de una revuelta. Ante esta situación, la intención de Moisès es sobrevivir, pero no tardará en verse involucrado en una serie de matanzas que despertarán esa vena detectivesca que descubrimos en la anterior novela.

En sí, el argumento parece sencillo. Pero cuando nos adentramos en Bioko, vemos que se entremezclan una serie de tramas con pocas cosas en común: unos misteriosos ingleses que van en busca de algo más misterioso todavía, las desventuras de Moisès, las matanzas de nativos… Más hacia el final, estas líneas argumentales convergen en dos grandes tramas: una de ciencia ficción y otra de detectives. De por medio también conocemos a un sinfín de personajes de distinta nacionalidad, clase social y propósito vital que se juntan, aparecen y reaparecen bajo el prisma de un narrador omnipresente (Muerte, te he echado de menos).

Yo, una pez mental, me lié con tanto hilo argumental y tantos personajes. Habría preferido que fuera o bien una novela de cifi, o bien de misterio, que se centrara y terminara de explotar uno de los dos géneros hasta el final. Como ya vimos la parte más negra y sangrienta de Marc Pastor en La mala mujer, bien podría haber estado Corvo envuelto en viajes en el tiempo (sí, los hay, un poco a lo Puertas de Anubis) desde el principio en la isla de Bioko.

Pero que esto no os desanime, porque también tiene sus cosas buenas y que me gustaron. La ambientación (¿podría ser este el punto fuerte del autor?) es excelente y muy peculiar. Cómo describe la isla, la opresión tanto atmosférica como social, la tensión, la rudeza de los personajes… El protagonista, Corvo, es excepcional, y vemos cómo se va formando ese antihéroe completamente desarrollado en La mala mujer. Hay, además, ese punto de ciencia ficción que comentaba antes: original y que me habría gustado que tuviera más protagonismo. Y unas ilustraciones de Oriol Malet que le quitan el hipo a cualquiera. He aquí un ejemplo:

Ilustración Oriol Malet - Bioko

Hacía tiempo que, en definitiva, no disfrutaba tanto con la obra de un autor español. Le seguiré la pista a Marc Pastor y veré si puedo hacerme con alguna de sus otras obras, porque su estilo es genial: fresco, vivo, provocasonrisas.

Altamente recomendable.

Anuncios

3 thoughts on “Dos por uno en reseñas: Bioko y La mala mujer

  1. Hola 🙂 Tengo que reconocer que el nombre de Bioko me gustaba, es de esto, ostras que bien suena. Pero leyendo la reseña no acaba de tentarme, no sé, no veo que me fuera a gustar bastante, aunque eso si, la ilustración que has mostrado me parece realmente una chulada. Otra vez será, me encantan tus reseñas contando todos tus porqués con tanta gracia. Un besin^^

    Me gusta

    1. Bien sabes que esto es solo mi opinión y experiencia. A Toliol le encanta Bioko, por ejemplo. Quizás, si no me hubiera leído La mala mujer antes, me habría gustado más, no sé. ¡Nunca lo sabremos!
      De las dos, me encanta la ambientación, los personajes, el estilo y, aunque no lo he dicho, el final, porque te hace soltar un “qué cojon…”. No hay otras palabras para explicarlo.
      Y mil gracias por el cumplido, majo ^^

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s